El dos de diciembre es una fecha significativa para los cubanos. La historia recoge dos acontecimientos importantes, que marcaron pauta y que dieron continuidad a la lucha iniciada en el año 1868.

Desembarcaba el yate Granma, que con 82 hombres a bordo pero con el valor de un batallón, estaban dispuesto a dar sus vidas por una causa justa; la libertad de su pueblo, al precio que fuera necesario.

Tras el estallido de la II Guerra Mundial en 1939 se produjeron  las primeras acciones de resistencia contra la invasión fascista de octubre.

Organizaciones estudiantiles, democráticas y obreras, declararon huelgas en la mayoría de las fábricas, llamando al pueblo a participar en las manifestaciones.

El Órgano Local del Poder Popular, en este municipio de Amancio, está integrado por un grupo importante de personas que lo han entregado todo por esta Revolución: Edelmiro Martí Corona es uno de ellos.

Alfabetizador destacado, combatiente de la clandestinidad, hombre de pueblo Edelmiro Martí, se ha ganado un lugar en el corazón de los  amancieros.

El parque Onceno Festival de la Juventud y los Estudiantes se abarrotó este seis de octubre, cuando cientos de amancieros se reunieron allí  para conmemorar el 35 aniversario del horrendo crimen de Barbados.

Talena Martínez Estrada, pionera del seminternado Abel Santamaría Cuadrado, a nombre de las nuevas generaciones de cubanos, expresó el repudio ante tales hechos y destacó que es imposible destruir la Revolución pues acciones como estas lejos de amilanarnos nos vuelven  más fuertes y nos convierten en soldados  dispuestos a darlo todo por la Patria.

Cuando se cumplen 35 años de los trágicos sucesos del 6 de Octubre de 1976, la explosión en pleno vuelo de una aeronave de Cubana de Aviación que portaba la preciosa carga a bordo de 73 pasajeros, aún exigimos y clamamos por justicia.

Ese crimen es una herida que sangra que no cierra y multiplica el clamor de todo un pueblo.