A buen recaudo nuestros ancianos. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Para Virgen no hay mejor lugar que el Hogar de Ancianos Batey, en el que se encuentra hace ya más de tres décadas,  y por estos días en que una letal enfermedad sacude al mundo, ella junto a sus compañeros se siente protegida en este centro donde se les crean todas las condiciones.

A buen recaudo nuestros ancianos. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

La Doctora Leydis Arias Gamboa, directora de la mencionada institución social de salud, precisa que cada anciano tiene 5 nasobucos para cambiarlos cada vez que sea necesario, se les aplicó el medicamento homeópatico PrevengHo-Vir y  3 ancianos con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica se les aplica de forma inyectable la Biomodulina T para estimular sus defensas y protegerlos  de la Covid-19.

Arias Gamboa, destacó que tienen creadas todas las condiciones con las barreras antipandémicas, y el chequeo del estado de salud de cada uno los trabajadores, además de contar con todos los recursos necesarios para la atención de la población adulta mayor.

Por su parte Francisco,  del Hogar de Acianos Peraza también de esta sureña localidad, ratifica con sano orgullo que aquí se siente mejor que en sus casa, porque el personal que labora en la institución además de prestarles todos los servicios, les brindan amor.

Pacho, como le llaman sus conocidos precisa “que más podemos pedir, si hasta se nos tuvo en cuenta para ser de los primeros en darnos las goticas para que no nos enfermemos, en que lugar del mundo hay tanta preocupación por un viejo, eso es obra de la Revolución”.

La Licenciada Eutimia Paneque Delgado, jefa del servicio de enfermería en esta institución social de salud, explica que se han reforzado las medidas para evitar que los ancianos puedan enfermar con la Covid-19, entre ellas está que se limitó la entada de personas al centro y a los trabajadores de cada turno se les chequea la temperatura a su entrada para conocer su estado general.

A buen recaudo nuestros ancianos. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

A buen recaudo nuestros ancianos. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

A buen recaudo nuestros ancianos. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

A buen recaudo nuestros ancianos. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada