Programa Micrófono Abierto. Foto: Nelsy Rubén Larroche

Llegan las lluvias y con ella la posibilidad de proliferación del principal enemigo para los amancieros y amancieras en esta etapa del año. El mosquito Aedes Aegithi vuelve a ser preocupación para las principales autoridades que aún se mantienen atentas al enfrentamiento de la Covid - 19.

Al cierre de la presente semana los focos del insecto aumentaban, sobre todo en el sector estatal. Así lo confirmó el Doctor Orlando Castro, vicedirector de Higiene en este sureño municipio tunero, a través del espacio Micrófono Abierto de Radio Maboas.

El especialista aseguró que hoy los índices de infección están por encima de lo permisible, por lo que los integrantes de la Campaña Antivectorial están diseminados en toda la geografía local, específicamente en los repartos más vulnerables.

Asimismo, aseguró que en el enfrentamiento al Sars Cov - 2 existe una baja transmisión de la enfermedad en la provincia de Las Tunas, así como la disminución de las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA)  que, en gran medida, guarda relación con el uso permanente del nasobuco.

En el espacio de opinión y debate desde el sur de la provincia de Las Tunas, también se ofrecieron detalles de la venta de productos a través de la Cadena Cubana del Pan; la distribución y elaboración de algunos productos por la Empresa de Comercio y Gastronomía, en especial la entrega de fríjol gratis a las personas mayores de 65 años, gracias a la Plataforma País del Programa Mundial de Alimentos.

Especial interés por parte de los oyentes resultaron las intervenciones relacionadas con el reinicio del curso escolar. Master  y profesores  del sector de la Educación en Amancio, comparecieron con precisiones de cada enseñanza.

Además, se aclaró que solo, por el momento, se incorporarán los docentes quienes recibirán preparaciones metodológicas sobre las transformaciones que tendrán lugar en el proceso docente.

Cada sábado, razón y verdad, son las principales armas para informar a la población desde los MIL 450 kilogers en tiempo de Coronavirus.