Covid-19 en las escuelas de Las Tunas, el riesgo está en todas partes

Las Tunas.- Alrededor de 25 aulas de los distintos niveles de Enseñanza en Las Tunas se encontraban cerradas por vigilancia ante la posibilidad de Covid 19 al cierre de este reporte.

En ellas están matriculados estudiantes que son contacto de otros contactos de casos positivos y, aunque eso no quiere decir que el virus está en las escuelas, indudablemente enciende las alarmas en cada familia. Se mantienen además una cifra alta de otros alumnos aislados y 217 trabajadores por gripe, fiebre y síntomas afines.

En medio de tal panorama complejo las autoridades del sector piden confianza y aseguran que los protocolos sanitarios, que rondan las 30 medidas obligatorias y otras tantas que se han ido sumando dadas las características puntuales de la provincia, se cumplen con rigor extremo. La mejor prueba de esto es que el curso escolar avanza en medio de la mayor normalidad posible en estos tiempos.

Yolanda Palma, asesora de salud escolar en la dirección provincial de educación, conversó de estos temas con 26. A su juicio la clave está en la comunicación y la sinceridad de familiares y amigos cercanos.

“Es absurdo pensar que no hay riesgo. Por supuesto que tenemos que ser cuidadosos en las comunidades, las colas, las calles, en todas partes; no solo en las escuelas.

“Hacemos un monitoreo diario de los niños que en su casa son convivientes de viajeros y no solo extranjeros, porque muchos reciben familiares de otros territorios y sabemos que algunos de esos sitios tienen ahora mismo situaciones complicadas con la pandemia.

“Muchas familias se están confiando del primer PCR. Las autoridades de salud han sido enfáticas al explicar que eso depende de la carga viral que tenga la persona a la hora de tomar la muestra. Hay que esperar el segundo para un resultado más concluyente. Y no todos lo hacen.

“Si no son honestos al explicar que viene un familiar de otro lado para que la escuela tome las medidas, todo se nos hace más difícil. Eso, con la situación que tiene ahora el país, es una indisciplina muy seria porque no se trata de que en la escuela queramos saber qué pasa dentro de la casa de nadie, tiene que ver con la responsabilidad por la vida de todos y de la propia familia”.

Algo similar ha estado ocurriendo en otros centros docentes de Las Tunas por la misma causa. Cuando eso sucede- explica Yolanda Palma- el protocolo a seguir es muy específico.

“Primero, aislar a ese niño que ha sido contacto. Luego, si el viajero es positivo, entonces el alumno se convierte en contacto de caso confirmado y el procedimiento es la higienización de los espacios físicos de la escuela a los que tuvo acceso (aulas, laboratorios, baños, salones de estar) y a los compañeros se aísla para vigilancia en sus casas.

“Dentro de esos que están en vigilancia se buscan hasta diez contactos más directos. Generalmente los que se sientan más cerca en el aula, se identifican más y, por tanto, están más apegados en el recreo, por ejemplo; y a esos se les hace un seguimiento más estrecho.”

En una de las diversas reuniones de seguimiento a estos temas que se concretan en el territorio el director de educación, Nilser Piñeda, daba cuenta de cómo es el acto de ocultar la información un flagelo a considerar en medio de esta pandemia.

Explicaba allí de alrededor de 300 alumnos del municipio de Jesús Menéndez, por ejemplo, aislados por la indisciplina de los padres de unos pocos que fueron a un cumpleaños y en los días sucesivos volvieron a las aulas. Ahora, todos penden del resultado de los exámenes y se ha afectado la tranquilidad y el proceso lectivo de un círculo infantil, un seminternado y una secundaria básica.

Algunas familias hacen referencia a que, ante lo apretado de la impartición de contenidos en esta etapa docente, existe el temor de que el alumno se atrase en los contenidos y eso termine afectando su rendimiento académico.

En tal sentido los expertos del sector educacional insisten en que las escuelas tienen la responsabilidad de alistar hojas de trabajo para que los estudiantes repasen saberes durante el confinamiento y también recomendaron seguir como vía de ejercitación las clases que iniciaron a mediados de esta semana por tres canales de televisión nacional para otras provincias ante el alza de la Covid.

Igualmente se han concentrado las clases en las distintas enseñanzas en una sola sesión de clases; eliminando (por alrededor de un mes) las clases de educación física, así como los turnos dedicados a la biblioteca y otros afines sin comprometer la esencia del proceso lectivo. Además en algunos casos, como la Secundaria Básica, se trabaja en adelantar los exámenes parciales que sean posibles, sin comprometer el contenido a impartir y el rigor del proceso de aprendizaje.

____________
Fuente: Periódico 26