Día de las madres en aislamiento social

El Quinto mes del año se vuelve canción para arrullar a esos seres maravillosos a los que la naturaleza les dio la condición biológica de engendrar, y para aquellas que aunque no corrieron igual suerte la vida les dio como regalo ser madres de corazón.

Este segundo domingo de Mayo, la vida nos impone condiciones diferentes para celebrar y brindarles nuestro homenaje, por la difícil situación que atraviesa el mundo y nuestra Isla bella con la Covid-19, pero no dejará de ser especial como cada año.

Hoy cuando la vida nos impone retos, muchas madres están allí en la primera linea de combate en la batalla contra la Covid-19, cumpliendo la misión que el momento nos impone ya sea atendiendo a pacientes, labrando la tierra, llevando los alimentos al adulto mayor que lo requiera, investigando para encontrar la cura a la nueva enfermedad que nos azota, a las transportistas, en fin a todas las que se crecen en el amor a la familia.

Démosle el mejor regalo una vacuna de prevención desde la distancia aseguremos que estén sanas para que nos sigan acompañando por la vida con su presencia imprescindible. 

Desde la tranquilidad del hogar y el distanciamiento social les daremos el abrazo, el beso, o haremos esa llamada para decir Felicidades Mami cuidate y quedate en casa, para cuando todo esto pase reunirnos y fundirnos en la calidez de un abrazo y brindarles todo nuestro amor.