A solo diez años de creadas, las salas de televisión ocupan un lugar importante  en la vida de los amancieros que habitan en las zonas rurales de nuestra geografía amanciera, ubicada al sur de Las Tunas.

Este importante programa de Salas de Televisión, surge por idea del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, con el objetivo de eliminar el vacío informativo de una parte de la población cubana, dada su lejanía de las cabeceras municipales y provinciales.

En este municipio de Amancio existen un total de 18 de ellas, la mayoría dotadas de televisor, equipo de video,  materiales didácticos, una pequeña biblioteca y juegos de mesa.

Se integran también en estas funciones  la labor de los promotores culturales de conjunto con los centros educacionales, y el apoyo de los especialistas en rehabilitación complementan los servicios que ofrecen estas salas

Se dice que en Cuba existen más de mil 900 salas de televisión en lugares generalmente intrincados, donde no llega la corriente por el Sistema Electro Energético Nacional (SEN), por tal motivo estas se convierten en espacio idóneo para el disfrute de todos en la comunidad.

La mejora de la señal televisiva en Amancio, con un moderno centro de televisión con tecnología italiana,  garantiza una mayor recepción de la señal en los 5 canales de alcance nacional, y esto beneficia de forma los servicios que ofrecen las salas de televisión.

Las salas han beneficiado además la labor educativa que realizan especialistas de la salud, con la realización de charlas, conversatorios, presentación y debate de películas, así como algunos servicios de fisioterapia y rehabilitación.

Las competencias de dominó, ajedrez y dama, talleres encaminados al rescate de la historia local de las comunidades, encuentros de niños y niñas con algún tipo de discapacidad e infantes de cero a cinco años de edad a través del programa educa a tu hijo, son algunas de las principales ventajas disponibles  para los habitantes  de las comunidades rurales donde existen las salas de televisión.

Con apenas diez años de cumplido el programa de Salas de televisión, este  evidencia su valía, al tiempo que poco a poco se convierten en lugares imprescindibles para el disfrute y la instrucción sana  de la familia  que habitan en zonas alejadas del centro amanciero.