Una de las tareas en las que está inmerso gran parte de nuestro pueblo y a las cuales se les ha dado respuesta al estado cubano es la incorporación, siempre que se pueda a las labores agrícolas para así tener mayores garantías alimentarías, partiendo de nuestros propios esfuerzos

Félix Martínez Martínez, vecino de la calle 26 de Julio en el reparto Las Estancias del municipio de Amancio,  es un ejemplo de cuanto se puede hacer, a pesar de las limitaciones.

Este hombre que cuenta con más de 70 décadas de existencia pero que además convive con una invalidez parcial de sus extremidades inferiores es capaz de tener en su patio 17 variedades de cultivos de productos agrícolas además deplantes medicinales y árboles frutales, respondiendo a la solicitud hecha por la Agricultura Urbana de retomar las variedades  de fruta, en nuestro país que tiene el privilegio de disfrutar de un clima tropical que lo favorece.

Apoyado en sus muletas y un banquillo rústico, Felicito, como cariñosamente le llaman sus amistades, no descansa y hoy por hoy cuenta con varias condecoraciones otorgadas por diferentes organizaciones que han visitado su patio valorado con la condición de referencia.

Precisamente por los beneficios que  recibe a diario del estado cubano, tanto en atenciones médicas como en asistencia social, es que este hombre de mediana estatura siente que el compromiso es cada día mayor para ayudar al desarrollo de su país y exhorta a quienes puedan hacerlo a no dudar en dar su paso al frente y con el amor que nos une aportar su granito de arena para contribuir a nuestra propia alimentación.