Cuando en Amancio se hable de los Órganos Locales del Poder Popular hay un nombre que sin lugar a dudas no puede dejar de mencionarse y es el de Maricela González Pérez, quien desde el nacimiento de esta estructura de gobierno el 31 de Octubre de 1976 se vinculo a ella y formó parte de su vida.

Apenas era una muchacha cuando se enroló en estos trajines de los que guarda los más hermosos recuerdos, muchas fueron las responsabilidades que ocupó hasta llegar a secretaria de la Asamblea Municipal, donde permaneció por varios mandatos, por su labor constante, seriedad, profesionalidad y el magisterio con que desempeño sus funciones.

27 años de su vida los dedicó al Poder Popular y con orgullo cuenta que constituyó un reto toda esta etapa para su vida, pues fue la  más activa, pues muchas veces tuvo que renunciar a los ratos de ocio y esparcimiento para cumplir con sus responsabilidades que no fueron pocas.

El trabajo en la casa, las labores de madre, esposa, y trabajadora, tuvo que compartirlas y buscar el momento para no descuidar nada.

La colaboración de la familia fue esencial y sobre todo la de su esposo Francisco Fonseca, a quienes agradece infinitamente el poder haber cumplido con todas las tareas, estudiar y graduarse con excelentes calificaciones en licenciatura en Contabilidad.

Seria imperdonable si en mis agradecimientos no tuviera presente a  mis compañeros y compañeras de trabajo, pues siempre tuve la posibilidad de contar con colectivos muy consagrados.

De esa época guarda con celo reconocimientos como la replica del Machete de Vicente García, diploma por 25 Años en el Poder Popular, reconocimiento de la FMC Nacional entregado por única vez a un grupo de mujeres en el país, medalla 23 de Agosto y la distinción de Hija Ilustre del Municipio Amancio.

El trabajo en el Poder Popular y fundamentalmente la etapa en la Secretaria de la Asamblea, me permitió desarrollarme profesionalmente, conocer cada rincón del territorio, relacionarme directamente con el pueblo y  eso me hizo crecer como ser humano.