Gloria López Díaz, trabajadora de la sede del Comité Municipal del Partido en Amancio. Foto: Edilberto Revolta Falls.Gloria López Díaz, trabajadora de la sede del Comité Municipal del Partido en Amancio. Foto: Edilberto Revolta Falls.

El líder Histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, señaló en una ocasión al referirse a la valía de la mujer “Nunca fue puesto en lugar tan alto el heroísmo y dignidad de la mujer cubana” y esto se reafirma cuando dialogamos con colegas como Gloria López Díaz, trabajadora de la sede del Comité Municipal del Partido en Amancio, municipio de Las Tunas a la que sorprendimos en plena faena en el archivo central de esa dirección política.

Lourdelina  Jiménez  Esquivel. Foto: Rafael Aparicio Coello.Lourdelina Jiménez Esquivel. Foto: Rafael Aparicio Coello.

Atender  al cliente con dedicación para que este se vaya complacido es algo que debe caracterizar a un  funcionario  o trabajador  que presta servicios, pero para insatisfacción nuestra no siempre sucede así, pero la invitada  que tengo frente a mí es de las que  con presteza y con una amplia sonrisa en sus labios nos recibe cuando traspasamos la puerta de acceso al Centro de Multiservicios de las telecomunicaciones en Amancio,  al sur de Las Tunas.

Mi sangre no tiene precio. Foto: Rafael Aparicio Coello.
Mi sangre no tiene precio. Foto: Rafael Aparicio Coello.

“Eran aproximadamente las 6 de la tarde, acababa de llegar agotado del trabajo a la residencia que ocupaba junto a otros colaboradores en San Juan de la Gunilla, estado de Mérida en la República Bolivariana de Venezuela, escuché unos toques  rápidos en la puerta y al abrir me encontré con  unas caras asustadas, al preguntar qué pasaba me contestaron que sabían que yo era donante de sangre O positivo por lo que necesitaban mi ayuda pues tenían un pariente de 60 años a quién operarían del corazón y estaba en estado crítico, en fin necesitaban sangre  y querían saber que quería o cuánto dinero pedía por ello”.

Cuando se diseñó el programa de actividades para el verano 2016, se pensó en la satisfacción del gusto de todos porque es, precisamente el público, nuestra razón de ser.

El proceso de consulta popular para la modificación del Código de Trabajo, ya inició en el país, cuyos debates se prolongarán hasta octubre próximo y en el que participarán 3,5 millones de empleados estatales y privados.