Los vecinos de la zona 52 del asentamiento rural de “Vicente Pérez” en Amancio, recibieron hoy el Premio del Barrio, como parte de las actividades por el 51 aniversario de la creación de los Comités de Defensa de la Revolución.

Un fuerte movimiento popular que impulsa tareas como las donaciones de sangre, la propaganda revolucionaria, la cotización, el aporte al Día de la Patria, la guardia cederista, el autoconsumo en los patios y la reforestación, entre otras avalan este resultado y los ratifican como vanguardias nacionales desde hace seis años .

Cuando solo faltan 18 días para que inicie el Carnaval “Amancio 2011”, este municipio del sur tunero comienza los preparativos para su fiesta grande.

Francisca Nápoles Rivero, instructora de danza de la Casa de Cultura “Sergio Reinó Reina” de esta localidad, informó que desde el sábado 17 iniciaron los ensayos de las comparsas y carrozas.

Hasta el cementerio histórico donde descansan los restos mortales de Amancio Rodríguez Herrero y José Oviedo Chacón, acudió hoy una representación del pueblo de esta sureña localidad tunera.

El homenaje inició con una ofrenda floral depositada por jubilados del sector azucarero ante el obelisco que recuerda los sucesos del 18 de septiembre de 1949, fecha en que fueron cobardemente asesinados.

El 18 de septiembre de 1949, manos asesinas apagaron las vidas de Amancio Rodríguez Herrero y José Oviedo Chacón.

Hoy, a 62 años de esa fecha, los que habitamos esta tierra que lleva el nombre de Amancio, líder indiscutible del proletariado cubano, lo recordamos con una gala político cultural.

El cine teatro Yáquimo, acogió a dirigentes del partido, el gobierno, trabajadores y estudiantes que se concentraron para rendir tributo a estos hombre que entregaron sus vidas a la causa de los más humildes.

Desde 1947 la Francisco Sugar Company, compañía norteamericana conocida por sus desmanes y  ambiciones geófagas  en  zonas de Elia y Francisco,  de la entonces provincia de Camagüey,  trataba de imponer en la dirección sindical a los mujalistas, un grupo caracterizado por sus actividades corruptas y gansteriles vendido  a   intereses foráneos   y   de la burguesía nacional.