Aún guardo en mi memoria los esfuerzos y horas robadas al sueño, para consumar la idea de un proyecto singular. La idea surgió a partir de un diagnóstico que tuvo como centro a la comunidad costera de Guayabal, distante unos 17 kilómetros del municipio de Amancio, en la oriental provincia de Las Tunas.