Foto: Granma

Granma publica una síntesis de lo expresado por el Presidente Miguel Díaz-Canel en la reunión de chequeo del sábado sobre la COVID-19 en Cuba, un día después del análisis sobre esta situación, presidido por el Primer Secretario del Comité Central del PCC, General de Ejército Raúl Castro.

Ha sido la semana más compleja desde que empezamos el enfrentamiento a la pandemia, con el mayor número de fallecimientos lamentables; pero también ha sido la semana de más altas médicas, que dice de las vidas humanas que hemos salvado gracias a las atenciones de las instituciones de salud y al trabajo organizado.

El trabajo realizado, desde los territorios hasta el nivel nacional, y con la participación del pueblo en la implementación de las medidas, permitió avanzar en el enfrentamiento y, con los ajustes al modelo científico, los escenarios han cambiado, de forma tal que en días atrás nos acercamos al escenario más favorable; pero lamentablemente hubo un punto de inflexión tras el incidente de Santa Clara, y ahora la curva real está más cercana al escenario medio, aunque todavía por debajo.

Esto indica que las medidas han tenido efecto y que, de seguir trabajando así, con más apoyo desde el aislamiento social, desde la disciplina y la responsabilidad de las personas, podremos seguir controlando la pandemia...

Está en ensayo un diagnóstico serológico que, en la medida en que se vayan ajustando y afianzando sus resultados, nos permitirá disponer de un método de diagnóstico muy cubano, más eficiente y con mayores potencialidades de detectar más casos de contagio.

Se ha iniciado la producción de varios prototipos de medios de protección, ya se reparan ventiladores para las salas de terapia intensiva (a razón de casi cinco por día), y se logra habilitar los insumos necesarios para las pruebas de diagnóstico.

Esta pelea es una carrera de fondo, cuya meta es lograr erradicar la enfermedad, destruir su alta letalidad e inmunizarnos contra este virus.

Para eso se requiere el esfuerzo coordinado de científicos, de médicos, de estudiantes, de trabajadores, de personas que voluntariamente participan, de funcionarios y dirigentes; un esfuerzo con expresión en los distintos niveles sociales.

Hay un factor que actúa en todos los niveles, y en todos decide: el personal, presente en cómo cada uno de nosotros actúa y defiende los esfuerzos para salvar vidas y para que el país salga de esta situación en el menor tiempo posible.