Científicos cubanos volvieron a confirmar que las medidas aplicadas por el Gobierno para contener la pandemia están dando resultados.
Científicos cubanos volvieron a confirmar que las medidas aplicadas por el Gobierno para contener la pandemia están dando resultados.
Foto: Estudios Revolución

Desde que a inicios del mes de marzo se confirmaran en la Isla los primeros casos de la covid-19, el Gobierno cubano priorizó en su agenda la batalla diaria contra la pandemia que ya ha alcanzado a 182 países, con más de 2 520 000 casos confirmados y una letalidad, que ha ido aumentando hasta llegar al 7,01 %.

La jornada de este jueves en el Palacio de la Revolución estuvo marcada por tres reuniones, profundas y esperanzadoras, dedicadas al enfrentamiento al nuevo coronavirus: con expertos de Salud Pública, científicos de varios sectores y finalmente con los miembros del grupo de trabajo temporal creado para dirigir las acciones de Cuba ante el complejo escenario impuesto por la covid-19.

Cada uno de esos encuentros estuvo unido por un hilo conductor: ganar tiempo a esta enfermedad, engañosa y aún no conocida del todo, que en la Mayor de las Antillas acumula 1 235 casos y 43 fallecidos.

SIN UN MINUTO PARA PERDER

Con prominentes intensivistas, pediatras, inmunólogos, virólogos, cardiólogos, epidemiólogos, nefrólogos…, que forman parte del grupo de profesionales de la Salud que intervienen directamente en la batalla contra el nuevo coronavirus, comenzó la mañana de esta jornada el Presidente de la República.

Al intercambiar sobre el protocolo empleado en Cuba con los pacientes de esta enfermedad, Díaz-Canel reiteró que la premisa tiene que seguir siendo la de trabajar fuerte para que las personas no lleguen al estado grave o crítico. Se trata de entrar con el tratamiento desde la fase de paciente con sospechas, para no perder tiempo.

Recordó que en los últimos ocho días consecutivos se ha tenido que lamentar el fallecimiento de varias personas, por lo cual valoró como fundamental adelantar los tiempos y hacer todo lo que se pueda con el paciente desde el primer minuto, para que no llegue al peor estado.

Al respecto, la doctora Ileana Morales, directora de Ciencia e Innovación Tecnológica del Minsap, explicó las premisas del protocolo para el manejo clínico utilizado en Cuba, el cual está en constante adecuación y lo caracterizan la integralidad, las intervenciones preventivas, la precocidad en las acciones, el adelanto a cada etapa, así como la atención y el manejo individualizado de las comorbilidades.

En ese protocolo que ha tenido varias versiones en el tiempo están incluidos productos cubanos como el Interferón Alfa 2b, la Biomodulina–t, el cigb 2020 y el cigb 258, todos con prometedores resultados.

El doctor Ricardo Pereda González, coordinador del grupo de expertos clínicos, llamó la atención sobre lo complicado del manejo de este tipo de pacientes cuando llegan al estado crítico, no solo por la covid-19 en sí, sino por los padecimientos colaterales que presentan.

La doctora Lissette López González, jefa del grupo nacional de Pediatría del Minsap, detalló que hasta el momento se han tratado 136 pacientes pediátricos en el país, todos con una evolución favorable. Explicó el tratamiento utilizado, donde se incluye también la kalestra, la cloroquina y el Interferón, los cuales se han administrado sin dificultad ni complicaciones.

En la reunión se reconoció la solidaridad de las personas recuperadas de la covid-19, que han aceptado ser donantes voluntarios de plasma hiperinmune, para que se use en la terapia de quienes están de cuidados, graves o tienen una evolución no favorable.

Acerca de todos estos asuntos, el viceprimer ministro, Roberto Morales Ojeda, consideró vital ganar la batalla con el diagnóstico temprano de la enfermedad. La introducción de productos cubanos y toda la experiencia internacional, dijo, nos ponen en condiciones de lograr una mayor supervivencia de los que lleguen a las terapias intensivas.

Ello se decide, subrayó, haciendo las pesquisas en las comunidades con calidad, acudiendo al médico ante el menor síntoma y tratando cualquier caso sospechoso como la covid-19 hasta que se pruebe lo contrario.

Con la ciencia como guía

Científicos cubanos volvieron a confirmar que las medidas aplicadas por el Gobierno para contener la pandemia están dando resultados. Al evaluar, junto al Presidente Díaz-Canel, los modelos predictivos sobre los casos activos de la covid-19, afirmaron que Cuba se ha movido durante los últimos días sobre el escenario más favorable, lo cual no puede ser motivo para la desmovilización, porque el pico de la enfermedad aún no ha llegado para la Isla.

Los especialistas explicaron que –según estimaciones del tiempo de supervivencia media– debe alcanzarse a los 77 días de evolución de la enfermedad en el territorio nacional, lo cual vendría ocurriendo para finales de mayo.

En la reunión también se presentó un estudio sobre la movilidad de las personas luego de que se implementara el aislamiento social, realizado por la Facultad de Física de la Universidad de La Habana. Según expuso el doctor en ciencias, Alejandro Lage Castellano, el movimiento en todas las provincias ha ido bajando hasta cerca de un 50 %, aunque en la semana anterior descendió un poco más, lo cual ratifica que las medidas de reducción de movilidad están funcionando.

En la reunión se presentaron otras investigaciones sobre los sistemas georeferenciados  y el análisis espacial de la población vulnerable para la gestión sanitaria a nivel local; la localización espacial de enfermos, contactos y sospechosos de la enfermedad; y estudios que actualmente están en curso en comunidades, centros de aislamiento y hospitales, para las intervenciones profilácticas y terapéuticas ante el nuevo coronavirus.

De manera particular, se explicaron los estudios clínicos con el uso preventivo de la Biomodulina-t en todos los hogares de ancianos del país, y la utilización del Interferón nasal combinado con la Biomodulina-t, en los pacientes del Hogar de Ancianos No. 3 de Santa Clara, donde ocurrió el evento abierto de transmisión, y los abuelos se mantienen estables hasta el momento.

También fueron detallados los tratamientos de pacientes graves y críticos con los productos cubanos AcM anti-cd6 itolizumab y el cigb 258, ambos con resultados muy promisorios en este tipo de enfermos.

EN LA BATALLA DIARIA

Como cada día al terminar la tarde, el Presidente de la República y el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, encabezaron la reunión del grupo temporal de trabajo para la prevención y el control del nuevo coronavirus.

En esta oportunidad rindieron cuenta de su situación las provincias de La Habana y Villa Clara, y el municipio especial Isla de la Juventud, tres de los territorios, que presentan las tasas más altas de incidencia de casos positivos de la covid-19 por cantidad de habitantes.

Particularmente sobre la capital, sus máximas autoridades informaron que a partir de este viernes se reforzarán las medidas en el municipio de Centro Habana, un área de alto riesgo epidemiológico, donde se arreciará el enfrentamiento en cinco de sus consejos populares.

En Villa Clara se mantiene la atención diferenciada sobre los dos eventos abiertos de transmisión en el municipio de Camajuaní, y el del Hogar de Ancianos No. 3. En este último, se han confirmado hasta el momento 61 casos, de ellos 43 ancianos y 18 trabajadores.

La Isla de la Juventud, con 20 casos y un evento abierto de transmisión, también refuerza todas las medidas de contención.

En la reunión, los ministros de Educación y de Educación Superior, Ena Elsa Velázquez Cobiella y José Ramón Saborido Loidi, explicaron las propuestas que ambos organismos estudian para continuar el curso escolar cuando la situación epidemiológica lo permita y reorganizar también la etapa lectiva del 2020 al 2021.

Este tema de alta sensibilidad e interés para estudiantes y familias, se explicará con detalles la próxima semana en la Mesa Redonda.