Marcia Cobas Ruiz, viceministra de salud pública de Cuba

Intervención de la viceministra de Salud Pública, Dra. Marcia Cobas Ruiz en el 58 Consejo Directivo de la OPS sobre la pandemia de COVID-19 en la región de Las Américas

Dra. Etienne, Señor Presidente, delegado:

Desde que la COVID-19 representó un riesgo de salud para el país, su prevención y control ha sido una prioridad para nuestro gobierno.

Desde enero iniciamos nuestra preparación, se aprobó y puso en marcha en todo el territorio un Plan Nacional intersectorial, con la participación de los organismos del Estado y del Gobierno, las organizaciones sociales y comunitarias; conducido y dirigido por el Presidente de la República, Miguel Díaz Canel Bermudez.

Las acciones comienzan y terminan en la comunidad, con la búsqueda activa de casos mediante pesquisa a toda la población, autopesquisas, vigilancia especializada a sospechosos, aislamientos de contactos y la realización de pruebas diagnósticas.

Se crearon todas las condiciones para la atención exclusiva a pacientes confirmados sintomáticos, asintomáticos y sospechosos. Fortalecimos el Laboratorio Nacional en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, así como la red de Laboratorios de Biología Molecular que dan cobertura a todo el territorio, incrementándose significativamente el número de pruebas PCR de diagnóstico.

El personal de la salud, científicos e investigadores han laborado con total entrega. Nuestros protocolos de atención y el uso de medicamentos desarrollados por nuestra industria biotecnológica y farmacéutica han permitido la recuperación del 87% de las personas contagiadas y que el índice de letalidad esté por debajo de la media regional y mundial. Se encuentra ensayo clínico un candidato vacunal contra la COVID-19.

Al mismo tiempo, reforzamos nuestra solidaridad internacional con el envío de 52 brigadas médicas del contingente “Henry Reeve” a 39 países y territorios afectados por la enfermedad.

Todo ello, a pesar del impacto del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, que se ha recrudecido durante la pandemia, y que obstaculiza el acceso a insumos y equipos para la atención a los pacientes; y de su falaz campaña contra la cooperación médica que Cuba ofrece.

Nuestro país también ha recibido ayuda solidaria, agradecemos a todos los que nos han apoyado en esta batalla, en especial a la OPS

Para finalizar, reitero que hemos propuesto fortalecer el contenido de la resolución relacionado con la cooperación y solidaridad internacionales. En tiempos de pandemia, la acción colectiva y unida de la OPS resultan fundamentales. Llamamos a todos los Estados Miembros a apoyar dichas propuestas.

Muchas gracias.