Taller de confecciones Melissa en Amancio. Foto: Ana Iris Figueredo Torres

El venidero primero de septiembre las 56 escuela existentes en este municipio reabrirán sus puertas para retomar las labores del curso escolar 2019 - 2020 suspendido, como muchas otras actividades en Cuba, debido la situación epidemiológica causada por la llegada al país de la Covid-19.

Es por ello que por estos días se chequean los preparativos en aras de garantizar el éxito del periodo, y como parte de ellos, se confeccionan los uniformes escolares.

En ese sentido vale reconocer una vez más el desempeño de la fábrica #8 Clemencia Cabrera, perteneciente a la UEB Confecciones Melissa, colectivo amanciero que tuvo la responsabilidad de confeccionar las prendas para nuestros educandos.

La mayor parte del colectivo la integran mujeres, muchas de ellas son madres y conocen el valor que tiene para alumnos y la familia cubana contar con los uniformes en el inicio del curso, aunque para el mes de septiembre no se expendan a la población.

El colectivo de Melissa en Amancio tradicionalmente se reconoce por la entrega en el cumplimiento de las tareas y la calidad de sus acciones. No se esperaba menos en esta ocasión, pues para ellas todas la tareas son importantes y el uniforme escolar, no sería menos.

Con ese mismo ímpetu ahora se encuentran inmersas en la confección de uniformes para soldados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Así, como hormigas laboriosas, no encuentran el descanso en las jornadas y en cada misión derrochan constancia y sentido de pertenencia.

Las gracias anticipadas a este colectivo y el deseo de que tales resultados se mantengan como fiel muestra de cuanto se hace en esta localidad por el desarrollo económico y social.