Imprimir
Categoría: Economía
Visto: 245

Ejército Juvenil del Trabajo. Foto: Danay Naranjo Viñales

Según expone la Ley 75/94 de Defensa Nacional, el Ejército Juvenil del Trabajo es una agrupación de fuerzas y medios que forma parte de las tropas terrestres de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Sus miembros son militares en activo y en su estructura está contemplada la categoría de trabajadores civiles.

Quizás por ello esta agrupacion de avanzada mantiene su compromiso fundacional que es servir al pueblo, en la defensa y en el desarrollo económico del país.

Para nadie es un secreto que la premisa de trabajar con organización, disciplina y entrega guía desde sus inicios a esta fuerza productiva que en tiempos tan complejos como los que atraviesa el país, cobra mayor protagonismo.

En ese sentido vale destacar que cumplen los planes pactados para la etapa. El de siembra de alimentos se encuentra al 96%, la entrega de carne de cerdo al 98%, la  siembra de caña  y atención cultural al 78%.

Al mismo tiempo, como parte de las acciones para potenciar la alimentación de las tropas y el pueblo, en el polo productivo La Yolanda se plantaron 30 hectáreas de maiz y 10 de yuca, entregándose hasta la fecha 42 toneladas de cultivos de ciclo corto.

Sobre la producción y entrega de carne el EJT ha entregado a la población 15 toneladas de carne porcina por encima del plan para el año, CERO PUNTO OCHO toneladas de carne de ovino caprino y 7 de aves. Asimismo ya han producido cerca de un medio millon de huevos.

Desde sus inicios el EJT ha sido una escuela formadora de generaciones de paso. El régimen intenso de trabajo, su organización, exigencia y disciplina han contribuido a formar principios y valores sovre los cuales se rige nuestra sociedad: la disciplina, el carácter y convicciones revolucionarias.

Para nadie es un secreto que cuando hablamos del EJT en esta localidad, no nos referimos sólo al grupo de jóvenes que día a día, desde los campos de caña, garantizar la materia prima para zafras venideras.

Hablamos también de quienes devuelven la vitalidad en las líneas férreas, de quienes donan su sangre desinteresadamente cuando se acerca una fecha especial, de quienes ponen a disposición del pueblo gran parte de sus producciones para contribuir a la alimentación del los amancieros.

Esos son los jóvenes del EJT, quienes lucen con orgullo en sus uniformes los colores del Moncada. Los que reconocen su estancia en las unidades como la escuela que sacó de ellos la parte que ni siquiera conocían. Vale destacar también que me materia productiva enfrentan nuevos desafíos.

Qué decir de esos que ahora se encuentros inmersos en las acciones especialización de las fincas que tiene la organización en la localidad?. De esos desmochadores que arriesgan su vida en el programa del palmiche??? Nuestros aplausos para ellos.

Por eso hoy, a 47 años de fundado y con la voluntad de continuar la formación de jóvenes revolucionarios, aportar al desarrollo integral del país, asumiendo y cumpliendo nuevas metas, nuestro glorioso celebra su aniversario. Además, con todo reconocimiento y el agradecimiento de los más de 37 mil habitantes que tiene el más sureño de los municipios tuneros.