Campaña tributaria en Amancio

La Campaña de Declaración Jurada correspondiente al año 2020, ha sido compleja debido a la necesidad de realizar cambios en la actividad, a consecuencia de las afectaciones por la pandemia del nuevo coronavirus, SARS-CoV-2.

Ante ese escenario, se adoptaron un conjunto de medidas para potenciar los ingresos e identificar reservas que compensaran  las afectaciones, entre estas, la prolongación de la misma hasta el último mes del calendario.

En el municipio de Amancio, esta campaña tributaria no muestra los resultados deseados, según declaraciones de Nilda Albor, especialista de atención al contribuyente en las Oficinas de Administración Tributaria (ONAT) en esta localidad del sur de la provincia de Las Tunas.

“Este ha sido un año complejo, caracterizado además por el recrudecimiento del bloqueo y una tensa situación financiera, pero hay que destacar que persiste la morosidad por parte de los contribuyentes amancieros, a pesar de los beneficios dados a raíz de las afectaciones por la Covid 19”, dijo la especialista.

También se refirió al comportamiento de esta campaña en el sector agropecuario, donde solo se ha logrado el 67,9 %, al que se suma el sector artístico y el trabajo por cuenta propia, con bajos porcentajes.

Recordó que en este pago de tributos se incluyen además  quienes tengan propiedad y posesión de embarcaciones y transporte terrestre y en el caso de las personas jurídicas; en Amancio existen 56 entidades, faltando 8 por cumplir con sus deberes, mientras que las personas naturales, también muestran   sus obligaciones fiscales.

Entre las medidas a adoptar por parte de la ONAT, la especialista explicó que al llegar a la fecha límite, se procederá a la aplicación de las medidas y sanciones correspondientes para las personas omisas, por lo que el llamado es a acudir de manera inmediata a estas oficinas y cumplir con lo establecido por la ley.