Producción de carbón vegetal en Amancio. Foto: Danay Naranjo Viñales

El municipio de Amancio apuesta por la exportación de aquellos rubros que insiden de manera significativa en la economía local y nacional.

El desarrollo de la producción carbonera es un ejemplo palpable del desarrollo de este indicador, que aunque muestra avances, sostiene debilidades como el óptimo aprovechamiento de las potencialidades del municipio.

Producción de carbón vegetal en Amancio. Foto: Danay Naranjo Viñales

Sobre ello, Isidro Verdecia director de la unidad empresarial de base Carbón Vegetal Flora y Fauna Amancio, por ejemplo, dijo que para el actual calendario se propusieron entregar un total de 160 toneladas, distribuidas en 4 brigadas de trabajo.

Dijo, además, que en aras de cumplir el encargo, esta entidad mantiene un contrato externo con una Ubpc, cual contribuirá con la entrega de 60 toneladas del combustible.

Para garantizar la calidad de las producciones, explicó que una vez procesado el carbón vegetal, se clasifica en tres categorías lo que permite determinar el destino final.

El de primera categoría es el que muestra mejores condiciones para el consumo, y a la vez el destinado al mercado externo, específicamente con la compañía Ibecosol, de España.

Mientras las producciones de baja categoría tienen distintos clientes y el de menor granulometría, entre 1 y 3 centímetros, conocido popularmente como carbonilla, se destina a los mercados que lo soliciten.

Por último el directivo explicó que por concepto de importaciones, la UEB Carbón Vegetal Flora y Fauna en este sureño municipio de Las Tunas promedia la salida de 7 contenedores al mes, y cada uno ingresa cerca de 6 mil 600 CUC, para un total de 42 mil en cada envío.

Asimismo la unidad empresarial de base Agroforestal potencia la elaboración de carbón vegetal para el consumo en los organismos locales, a la vez que trabaja con el empeño de mantener el mercado internacional para las 60 toneladas de recurso que salen cada mes de este colectivo, rumbo a Italia. Al mismo tiempo se firman contratos con otra compañía en Grecia.

Incrementar los índices de productividad es el reto para ambos planteles, donde prevalece el sacrificio de quienes los integran.