A solo cuatro meses de haber sufrido cambios en su estructura y fusionarse con la empresa EPIGRAM, los trabajadores pesqueros en el poblado costero de Guayabal muestran pasos de avances en el rendimiento productivo y en sus planes de captura

Julio Labrada Oro, director de la Unidad Empresarial de Base  EPIGRAM, en este  sureño municipio de Amancio, dijo que el plan de captura general se encuentra al 100.4 por ciento, y se espera en los venideros días arribar al cumplimiento total de su producción.

Hasta la fecha los pesqueros locales debían tener capturados 36 600 Kg de especies, y cuentan con 29 786 kg.

Con iniciativas y nuevas fórmulas de trabajo se espera recuperar el atraso que presentan los pescadores amancieros de 60 T y durante este mes de noviembre se deben ingresar 30.1 T en escama.

Al fusionarse la empresa el pasado mes de junio técnicamente las embarcaciones presentaban serias dificultades que han sido resultas en el varadero de Manzanillo donde ya fueron reparados  cinco barcos.

En los próximos días debe tocar muelle guayabalero la embarcación EP-43, una de las últimas que serán reparadas y que se incorporaran a las labores de captura de escamas.

Un total de 13 barcos e igual número de tripulación, conforman  el colectivo de pescadores comprometidos ahora con los planes productivos de su entidad. Así lo ratificó Daimel Reyes Hernández, patrón de la embarcación 05.

La tripulación que comanda este hombre moreno y de mediana estatura, ha triplicado por estos días el plan de captura de su naviero que es de 66 T y ahora contribuyen con aquellos que no han podido llegar a la cifra individual  pactada.

Reyes Hernández dijo que estos resultados son solo posibles gracias a las atenciones que recibe el hombre, y al nivel de satisfacción que estos manifiestan.

Igual criterio se puede encontrar en el salón de procesos, donde se preparan los productos para luego ser comercializados, así lo aseguró la trabajadora Ramona Galindo.

Ramona se refirió al sistema de estimulación que reciben los obreros de la empresa EPIGRAM, lo cual motiva a realizar trabajos de mayor calidad y eficiencia.

El reto de los integrantes de la UEB EPIGRAM en Guayabal, es trabajar  por elevar sus niveles de rendimiento, al tiempo que se proyectan por ofrecer una mejor calidad en las atenciones que reciben sus obreros.