Campesinos amancieros saludan el 17 de mayo. Foto: Ana Iris Figueredo Torres

El 17 de mayo es una fecha en la que resalta el rol del campesinado cubano. Ese día, en diferentes años,se registran importantes acciones vinculadas con las luchas y conquistas agrarias en Cuba, por lo que se convierte en una jornada  propicia para recordar.

En los momentos actuales que vive hoy gran parte de la humanidad y de la cual nuestra nación no está exenta, se hace necesario posponer estas celebraciones y que como está orientado, todos hagamos nuestras la medida de distanciamiento orientadas por los especialistas en el tema para así, unidos, vencer.

No obstante, el campesinado amanciero mantiene su compromiso de cumplir la palabra empeñada y hacer que los alimentos lleguen a la mesa de quienes residimos en el más occidental de los municipios de la provincia de Las Tunas, así lo dijo Yunier Lorenso Rodríguez, funcionario de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (Anap) en Amancio.

Pero por supuesto, esta fecha no pasará por alto, por lo que se procede al engalamineto de las bases productivas,  el reitera el compromiso de cumplir con la etapa de siembra y así garantizar las producciones con destino a la población, a lo que se suma que en días previos se convocó a una donación de sangre masiva en la que dieron su aporte varios productores de la localidad,

En Amancio se refuerzan los diferentes programas como el de granos, la leche y los Cultivos Varios, además de fomentar las producciones que sustituyen importaciones y propicien las exportaciones al país, convencidos que en tiempos de coronavirus, se impone que cada uno de ellos de su mayor  esfuerzo para garantizar la comida en la mesa de los amancieros.

Es preciso recordar que un 17 de Mayo de 1946 fue asesinado Niceto Pérez García en la zona realenga de El Vínculo, en la provincia Guantánamo, al extremo oriente de Cuba, motivo por el cual este día se celebra el Día del campesino cubano, constituyendo una fecha muy especial para los hombres y las mujeres del campo.