La alimentación del ganado vacuno en tiempo de seca es una de las grandes problemáticas que enfrentan los productores del  municipio de Amancio, aunque no es uno de los más afectados por la ausencia de precipitaciones.