Centro Multiplicador Porcino Venezuela Libre en Amancio. Foto: Ana Iris Figueredo Torres

La  situación que muestra la comercialización de carne de cerdo en el municipio de Amancio es compleja, si tenemos en cuenta la escasa presencia en los puntos de venta y mercados, y los elevados precios de venta, los cuales no se corresponden con los salarios actuales devengados por los trabajadores.

No obstante y en contraposición a lo expresado, Amancio logra sobrecumplir al 102 % el plan de entrega de carne porcina, aunque persisten las deudas en la asignación de pienso en el convenio de animales propios, lo que también afecta directamente las ofertas.

Por eso y como alternativa para enfrentar dicha problemática, se impone el concurso de todos.

Ya hoy contamos con el Centro Multiplicador Porcino Venezuela Libre que garantiza la crianza de la hembra con  mejores indicadores productivos.

Aquí se evidencian un ascenso en cuanto el peso al nacer, el número de parto por crías, el peso al destete y la presencia de características fonotípicas que le aportan mayor resistencia a las enfermedades.

La introducción de estas nuevas razas y los cruzamientos, ha dado muy buenos resultados, permitiendo cumplir las entregas al balance nacional, el cual se logró desde el pasado día 13 como parte de los retos de este colectivo en saludo al día del trabajador azucarero.

Pero es preciso también mantener a buen ritmo los diferentes convenios porcinos para poder garantizar la entrega del demandado alimento al pueblo.

Se impone incrementar las crías, siempre y donde sea posible, conocer que el Ministerio de la Agricultura   sostiene que no hay condiciones para mantener el tipo de contrato en el que el Estado les garantiza a los productores el 70% de los alimentos, teniendo en cuenta que de ese total, casi el 45% se importa. Entonces hay que entender lo necesario que resulta cosechar parte de la dieta que consumen los puercos.

Nada, que tenemos que apretar el paso para revertir las visibles carencias de carne de cerdo en las tarimas y en las mesas de los amancieros, así como reducir los precios, que les aseguro, van cada día en ascenso.