Patriarca Kirill en La Habana

Su Santidad;
Sus Excelencias,
Queridos hermanas y hermanos;
Señoras y señores:

Nosotros hemos sostenido durante dos horas, una discusión abierta, con pleno en­tendimiento de la responsabilidad de nuestras Iglesias por nuestro pueblo creyente, por el futuro del cristianismo y el futuro de la civilización humana.  Fue una conversación de mucho contenido, que nos dio la oportunidad de entender y sentir las posiciones de ambos.

Los resultados de la conversación me permiten asegurar que actualmente las dos Igle­sias podemos cooperar de manera conjunta defendiendo a los cristianos en todo el mundo y con plena responsabilidad trabajar juntos para que no haya guerra, para que la vida humana se respete en todo el mun­do, para que se fortalezcan las bases de la moral personal, familiar y social y para que a través de la participación de la Iglesia en la vida de la sociedad humana moderna se glo­rifique el nombre del Nuestro Señor Je­sucristo y del Espíritu Santo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar