Saneamiento contra el aedes

Por estos días, el plan de acciones para enfrentar la situación epidemiológica recorre como pólvora las calles de la ciudad. Esta vez, los vecinos abren las viviendas para que se fumigue cada espacio en los que pudiera alojarse el mosquito de la familia Aedes.

Ello confirma el respaldo al llamado del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro Ruz, sobre las medidas para prevenir la introducción del zika al país.

En esta provincia, los índices de infestación del Aedes aegypti son superiores al permisible, situación que pone en riesgo la salud y el bienestar de la población. De ahí que, la cabecera provincial, Puerto Padre y Manatí formen parte de los 55 municipios en los que se despliega la Operación Salud -con el apoyo de oficiales permanentes y personal de la reserva de las Fuerzas Armadas, y representantes del Ministerio del Interior- para realizar el tratamiento adulticida en la totalidad de las viviendas y los locales.

Junto a las labores de fumigación, operarios de la Campaña Antivectorial visitan las viviendas en las diferentes áreas de salud para promover medidas dirigidas a transformar el escenario ambiental que favorece la reproducción del Aedes.

La acción de Comunales y Acueducto y Alcantarillado es determinante para eliminar los microvertederos y acumulación de escombros, la desechos sólidos con ciclos cortos de recogida, las obstrucciones de residuales, vertimientos y salideros de agua. Igualmente los trabajadores de estos sectores contribuyen a garantizar la chapea y canalización de zanjas.

El éxito de esta cruzada estratégica no solo depende de las autoridades sanitarias, organismos, instituciones y organizaciones de masas. Es preciso que cada persona sea consciente de su responsabilidad y cumpla con inmediatez las medidas higiénicas – sanitarias en centros laborales, casas y comunidades.

Si bien, el intensivo ha tenido muy buena acogida, hay que buscar estrategias -desde la comunidad- para evitar las casas cerradas los días que corresponde la fumigación. En ello es fundamental el rol de los delegados, presidentes de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y las delegaciones de base de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

La disciplina y la responsabilidad son la clave para llevar a un feliz término esta estrategia y sobre todo evitar que el dengue, la fiebre amarilla, los virus de chikungunya y del zika, afecten el bienestar y la salud de la población.

Fuente: Periódico 26

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar