Corte de caña mecanizado

Desde hace 51 años el tercer día de marzo se convierte en una jornada para reflexionar y estimular a quienes, desde su condición de integrante del Movimiento Millonario en el corte, alza y tiro de caña, derrochan sudor y energías para que a los centrales no le falte la caña.

Precisamente ese fue el objetivo que motivó al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, cuando aquel el 3 de marzo de 1965, puso en manos de los integrantes de la brigada de macheteros Julio Antonio Mella, de Güines, la bandera que acreditaba a la agrupación como la primera en derribar un millón de arrobas de caña en Cuba. Nacía así el Movimiento Millonario.

Desde entonces y a la fecha mucha ha sido las glorias alcanzadas por esa poderosa fuerza en los capos cañeros de Las Tunas, tal y como se recordó aen las actividades efectuadas por el Sindicato Azucarero, no solo para reconocer la labor de los cerca de 70 pelotones de combinadas que transitan por los diferentes pasos de la escala millonaria en esta zafra, sino para exhortar a sus integrantes a cerca de la necesidad de lograr resultados superiores en la entrega de materia prima..

Sobre todo si se tiene en cuenta que el corte mecanizado garantiza casi el 90 por ciento de la caña que diariamente muelen los tres centrales del territorio, por lo que el uso eficiente de las combinadas y sus rendimientos, son decisivos a partir de estos momentos.

Haya que seguir ejemplos como el del operador de combinada Rodolfo Velázquez Pérez, de la CPA Julio Díaz, Majibacoa, quien sobreponiéndose a cuantas limitaciones se han presentado en la cosecha, solo le restan unas 800 toneladas de caña por cortar para convertirse en el primer millonario de esta zafra, en el la provincia.

Buscar resultados como los que obtienen los pelotones de combinadas de las unidades productoras Leningrado, Anacaona y Raúl González (Colombia); Piedra Hueca (Amancio Rodríguez); Feria y Molinet (Antonio Guiteras).

De manera que a 51 años de su emotivo surgimiento, el Movimiento Millonario en la cosecha de la caña puede florecer con fuerza y obtener resultados a la altura de las necesidades de la campa, muy comprometida por los volúmenes del dulce que adeuda.

Fuente: Periódico 26

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar