Ciltivo bajo riego en El Almiquí, Amancio

Más de medio centenar de solicitudes de créditos que totalizan unos 10 millones de pesos han sido otorgadas desde la puesta en vigor, en enero, de las facilidades implantadas por el sistema bancario para incentivar el cultivo de determinados renglones agropecuarios.

“Estas medidas benefician a todos los productores agropecuarios, ya sean empresas, cooperativas y usufructuarios. Se han presentado 58 solicitudes de créditos en todos los municipios. Solo cinco se están analizando, el resto ha sido aprobado”, dijo Orlando Iglesias Carralero, subdirector Comercial del Banco de Crédito y Comercio (Bandec).

“Ante cada solicitud crediticia, el Banco debe analizar el riesgo y las condiciones del cliente y en función de eso lo otorgamos o no. Tenemos 30 días para responder, pero nuestras sucursales generalmente promedian mucho menos de ese tiempo. Entre 15 o 20 días ya están dando respuesta”, aseguró.

La Resolución 7 del 2016 del Banco Central de Cuba amplió a 36 meses el período de gracia tras los cuales las diferentes formas productivas comienzan a amortizar los préstamos para la mejora y ceba del ganado. Además, estableció que el presupuesto estatal asuma la mitad del pago de los intereses a los créditos para cultivos de ciclo corto.

Particular hincapié se está haciendo en que los bancos apoyen financieramente a los polos productivos. Así ocurrió, por ejemplo, con la UEB Gayol de la empresa agropecuaria Antonio Guiteras que, aprovechando las bondades crediticias en vigor, ha podido invertir más de medio millón de pesos en los nuevos sistemas de riego en sus cultivos de yuca y boniato.

Fuente: Periódico 26

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar