Joven Club de Computación y Electrónica. Foto: István Ojeda Bello

LAS TUNAS-  El inicio de la venta de un grupo de servicios y productos, sobre todo al sistema empresarial y otras instituciones, marcaron la labor de los Joven Club de Computación durante el año 2015, aunque mantuvieron los tradicionales gratuitos para la población.

Desde enero se inició el cobro de algunos servicios y productos como parte de las transformaciones estructurales iniciadas en 2010 cuando los Joven Club fueron incorporados al Ministerio de Comunicaciones; antes pertenecían a la Unión de Jóvenes Comunistas.

Bajo este nuevo esquema fueron impartidos cursos de formación básica, especializada y de postgrado; así como se prestaron servicios de asistencia informática, desarrollo e implementación de aplicaciones informáticas, tiempo de máquina y la venta de licencia antivirus Segurmática junto a la apertura de la navegación en internet mediante las cuentas Nauta, en coordinación con la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A (Etecsa).

Entre los más exitosos estuvieron venta de licencia Segurmática Antivirus, el desarrollo e implementación de aplicaciones informática y desde luego la apertura de las salas Nauta en todos los municipios que además de proveerle a la población sitios de acceso cercano a la red de redes fue una importante fuente de ingresos.

No obstante los Joven Club mantuvieron su rol como promotores de los conocimientos y la cultural general del público facilitado su acceso gratuito a productos como Mi Mochila, el programa televisivo La Pupila Asombrada, la versión portátil de la enciclopedia colaborativa cubana Ecured, y otras acciones como la atención a niños talentos y círculos de interés, los clubes para personas de la tercera edad (Geroclub) y la capacitación sobre el uso de la televisión digital.

Fuente: Periódico 26

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar