Ganadería en Las TunasLas Tunas-  La apertura de dos centros de recría marca el inicio de la recuperación ganadera en el municipio de Las Tunas, empeñado en regresar a sus mejores momentos de la producción lechera y afianzarse como el de mayores potencialidades en la provincia homónima.

Las primeras unidades de recría rescatadas están ubicadas en La Veguita y Yariguá, con capacidades para 600 y 800 cabezas, respectivamente, precisó a la ACN Reynaldo Brito, director de la Empresa Agropecuaria Las Tunas.

Significó Brito que los animales llegan al centro a los siete días de nacidos, donde diariamente se les suministra un soporte alimentario equivalente al contenido nutritivo de cuatro litros de leche por cada uno.

Con este sistema de recría –añadió—la leche de las madres se aprovecha para el consumo social y los terneros se desarrollan más rápidamente por la atención directa que reciben de los ganaderos y la garantía estable de la alimentación, un problema sin resolver en Cuba en el período de sequía.

El método da atención al rebaño durante 365 días, cuando con la categoría de añojo pasan a las unidades de desarrollo y a los 18 o 24 meses los machos se incorporan a los planes de ceba y las hembras a la reproducción, explicó Brito.

Significó que en la Unidad Básica de Producción Cooperativa Maniabo se construye el tercer y último centro de recría previsto en el programa, mientras en Yariguá se levanta una unidad especializada en el desarrollo de sementales, con vista a venderles ejemplares de calidad a los criadores residentes en lugares de difícil acceso.

La entidad agropecuaria de Las Tunas encamina un plan para incrementar la inseminación artificial, tanto en las cuatro Unidades Empresariales de Base como en las 32 cooperativas que la conforman.

Especialistas precisaron que la empresa cuenta con un patrimonio de 80 mil hectáreas, de las cuales 74 mil están dedicadas a la ganadería (54 mil cabezas), teniendo en cuenta que los suelos son pobres para los cultivos varios y buenos para el fomento de los pastos.

Según estadísticas del primer trimestre del año, Agropecuaria Las Tunas aportó el 37 por ciento de la leche vendida al Estado en la provincia, y murieron 500 reses menos que en igual etapa del año anterior.

Aunque el mayor volumen de leche acopiado en el territorio corresponde a esta empresa, sus directivos y trabajadores aseguran que volverán a crear el ambiente ganadero existente en las últimas décadas del pasado siglo en la entonces Cuenca Lechera, como se denominaba la entidad.

La provincia, con más de 20 millones de litros de leche anualmente en los últimos años, desarrolla la ganadería en los restantes siete municipios, pero el de Las Tunas, caracterizado por extensas llanuras ideales para el fomento de pastizales, es el más importante.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar