Agricultura en Las TunasLAS TUNAS.—Como parte del proceso de perfeccionamiento que lleva a cabo el sistema de la agricultura a todos los niveles, quedó reestructurada la delegación provincial del sector, lo cual permitirá el cumplimiento efectivo de sus funciones estatales.

En el pasado mes de diciembre quedaron constituidas estas dependencias a nivel municipal, convirtiéndose en una valiosa herramienta para dar cumplimiento a las políticas trazadas en materia de desarrollo agrícola. Con este nuevo paso, se logra que también a nivel provincial, funcione un órgano de dirección más completo, con una disminución del 41 % de las plantillas y un ordenamiento visible de las responsabilidades a cumplir por cada uno de los cuadros.

Según plantea el documento rector elaborado por el Mi­nisterio de la Agricultura para el desarrollo de este proceso, la transformación del funcionamiento, envergadura, estructura y composición de los órganos del sector a los diferentes niveles, que hoy se lleva a cabo, es la más profunda y avanzada después de los primeros años de la Revolución. Todo ello sobre la base del perfeccionamiento del modelo económico cubano.

Como misión primordial, las delegaciones provinciales de la Agricultura deberán ejercer el control del cumplimiento de las políticas del Estado y el Gobierno sobre la producción agropecuaria y forestal, propiedad y posesión de la tierra así como su empleo sostenible, el uso, conservación y mejoramiento de los suelos, sanidad vegetal y animal, registro y control estadístico del patrimonio ganadero. A su cargo tienen también el control del patrimonio forestal y flora y fauna silvestre, entre otras funciones hasta llegar a 11.

A partir de este momento, la delegación provincial tiene disímiles retos, entre ellos, el control estricto sobre la tierra para garantizar el uso adecuado de la misma. En este sentido, de acuerdo con Omar Yoel Pérez López, quien encabeza la nueva estructura, resulta imprescindible poner a producir las cerca de 141 000 hectáreas ociosas que aún tiene el territorio, de ellas, 121 000 cubiertas de marabú.

Para el logro de ese objetivo, se promueve la creación de nuevos polos productivos. Asimismo, se aprovecha la nueva maquinaria entregada a la provincia, compuesta entre otros implementos por 85 tractores. Otros retos se encaminan al ordenamiento del riego y drenaje, así como el impulso al mejoramiento genético en cada uno de los municipios, funciones que a partir de los procesos de constitución y fortalecimiento, corresponden a las delegaciones de la agricultura.

Una vez concluido este paso en todas las provincias del país, nuevos cambios pasarán a formar parte del proceso de perfeccionamiento del sistema de la agricultura, incluyendo esta vez, a las empresas del sector.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar