Si de pronto llegan a su casa y le preguntan si le molesta el ruido de un taller cercano o le piden que baje un poco el volumen de su grabadora no se sorprenda. Desde el pasado lunes especialistas de varios organismos y empresas de la provincia acometen un diagnóstico de las principales fuentes de ruido como resultado de una iniciativa gubernamental para mitigar el impacto de esta epidemia social.

En el territorio quedó constituido el Grupo Provincial de Enfrentamiento a la Contaminación Sonora, cuyos principales objetivos son hacer cumplir las contravenciones aprobadas en este tema y prevenir desde la educación, luego de que a pesar de lo legislado y de las constantes quejas de la población no apareciera ninguna solución a largo plazo.

Coordinada por la Delegación Provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, la iniciativa gubernamental integra a varios organismos y empresas, tanto aquellos que tienen un rol regulador y preventivo, como los que han sido señalados como los principales emisores de ruidos. La iniciativa pretende llegar a nivel comunitario mediante la acción de los delegados de la circunscripción.

El diagnóstico que se realiza en empresas y barrios incluye las propuestas de medidas para mitigar el impacto de esta contaminación y es apenas el comienzo del plan de acción implementado por el Grupo, en el que aparecen además acciones de capacitación y una intervención más enérgica de los cuerpos de inspección, quienes ahora podrán establecer decomisos, multas y denuncias a la policía de aquellos que resulten reiterativos y no resuelvan el problema por falta de disciplina.

El Grupo coordina también la preparación y acreditación de inspectores para aplicar el Decreto-ley 200 del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), entre quienes aparecen jefes de sectores e integrantes del Cuerpo de Reguladores Ambientales, la Dirección Integral de supervisión y el Centro de Higiene y Epidemiologia.

Elber Torres, delegado en Las Tunas del Citma, explicó que la contaminación sonora se ha convertido en un problema ambiental y de salud además de que incide negativamente en el bienestar de los ciudadanos, de ahí la necesidad de ser más exigentes con lo legislado para mitigar sus efectos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar