Las expectativas sobre las precipitaciones que dejaría el huracán Matthew, estuvieron muy por encima de la realidad en la provincia de Las Tunas, donde se registraron solo 29,2 milímetros lluvias en los últimos tres días.

Tras abandonar el territorio oriental en la madrugada de este miércoles, ningún punto de la geografía de Las Tunas se vio afectado por las lluvias y los embalses apenas incrementaron sus volúmenes, pues antes del paso de Matthew, se encontraban al 40 por ciento de su capacidad y ahora están al 41.

El Puesto de Manto de la Delegación del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), explicó a la ACN que aún pueden incrementarse los acumulados en los embalses del norte de la provincia mediante los remanentes que acompañan al huracán , tras abandonar Guantánamo., así como también con los escurrimientos transcurridas las 24 horas.

Pero esos aportes no deben ser significativos en el incremento de los volúmenes de aguas superficiales del territorio , cuya capacidad es de 350 millones de metros cúbicos, explicaron los especialistas.

Sólo cuatro de los 23 embalses que administra la Delegación del INRH estaban al ciento por ciento de llenado antes del fenómeno natural: la Derivadora Sevilla, en el municipio de Amancio; Charco Largo, en Puerto Padre; Copo del Chato, en Jesús Menéndez; y Ciego, en Manatí.

La presa Juan Sáez, la mayor del territorio, con posibilidades de acumular 112 millones de metros cúbicos, se mantuvo al 17 por ciento de capacidad.

Los agricultores y ganaderos de Las Tunas saben que el acumulado de agua no es suficiente para enfrentar una sequía que ya está a las puertas, noviembre, aunque cifran las esperanzas en que las presas eleven sus volúmenes en octubre, uno de los meses más lluviosos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar