La vida: antes y después del parto
La vida: antes y después del parto

La provincia de Las Tunas fue la única del país que cerró el pasado calendario con cero índices de mortalidad materna, aunque no fueron pocos los retos que enfrentó el empeño de salvaguardar la vida de varias embarazadas con peligros extremos para su supervivencia.

Sobre los obstáculos naturales, las conductas impropias de las embarazadas y los esfuerzos realizados hablan algunos de sus protagonistas, en un intento por promover desde la familia una actitud responsable en tiempos de gestación.

¿Las razones?, el sistema...

La doctora Osmara López Borrero, jefa de la sección Materno Infantil en la Dirección provincial de Salud, le atribuye el éxito a la actuación de un sistema que incluye una comisión de atención a las pacientes graves o críticas que trabaja 24 por 24 horas, todos los días, la cual agrupa un conjunto de profesionales de todas las especialidades, quienes están siempre alertas ante cualquier contingencia.

"Y eso que el 2016 hubo cinco mil 917 partos y trabajamos con mucha morbilidad que son padecimientos graves o procesos desfavorables en el embarazo, el periparto y el postparto, pues 62 embarazadas manifestaron problemas y de ellas cinco tuvieron peligros extremos para la vida", comenta.

La doctora reseña que en ese período enfrentaron preclamcias, algunos tipos de hemorragias alrededor del parto y otras amenazas asociadas a infecciones, "pero nunca perdimos el control y ninguna familia tuvo que lamentar la pérdida de una madre", enfatiza Osmara.

Explica que la provincia dispone de 10 hogares maternos y realiza un seguimiento desde la Atención Primaria, mediante los consultorios del Médico y la Enfermera de la Familia, a todas las embarazadas, con énfasis en las que presentan algún tipo de riesgo.

En la sala de perinatología...

"Esta sala de perinatología es parte de la Maternidad Provincial y dispone de 14 camas reservadas a la atención de embarazadas de alto riesgo, ya como consecuencia de problemas durante la gestación, el parto o después de un parto normal o una cesaría complicados", explica el doctor Roberto Rodríguez Pargas, uno de los tres perinatólogos de la institución.

Con su experiencia Rodríguez Pargas aconseja a las embarazadas y a la familia desarrollar acciones que tributen a un período gestacional feliz, "porque muchas de esas complicaciones son causadas por conductas impropias que pueden evitarse", advierte.

"En muchos casos –la mayoría- esos riegos no son naturales, son consecuencias de indisciplinas como la automedicación o maniobras inadecuadas para provocar abortos, relaciones sexuales sin protección en el transcurso del embarazo que ocasionan diferentes tipos de infecciones y otras complicaciones, que ponen en peligro la vida de la madre y del niño", insta el galeno.

"También, abunda, hay casos de desobediencias a las indicaciones facultativas y ciertas resistencias a los ingresos hospitalarios, en los hogares maternos o en las propias casas."

El doctor Rodríguez Pargas llama la atención sobre la necesidad de continuar fortaleciendo la atención primaria, que es un eslabón decisivo en la aspiración de mantener los resultados del año 2016.

Los trabajadores...

"En esta sala priman la profesionalidad de médicos y enfermeras, y la unidad. Aquí todo el mundo colabora", asegura la licenciada Xiomara Rosabal Fundora, enfermera y secretaria general de la sección sindical.

Enfatiza que el sindicato organiza diversas actividades con motivo de fechas históricas y destaca las relacionadas con el Che; y las celebraciones de los días de las Madres, la Mujer, la Enfermería, y la Medicina Latinoamericana, entre otras, que contribuyen a mantener un ambiente laboral acogedor.

Tanto Xiomara como el resto de sus compañeros de faena esperan la llegada de la rehabilitación total de la sala, prevista como parte del programa de inversiones que ejecuta la principal institución sanitaria de la provincia, ahora centrada, fundamentalmente, en el salón de partos, un complemento imprescindible de este programa.

"No obstante, ya hemos experimentado algunas mejorías en las condiciones de vida y de trabajo", observa e ilustra con en el cuarto de los médicos dispone de acondicionador de aire, cama, televisor y computadora.

Y su colega Glenia Craig Labrada confirma sus aseveraciones con la experiencia de 12 años en estos mismos quehaceres y dice: "Nosotros nos ayudamos unas a otras y eso compensa un poco el rigor del trabajo, porque las pacientes que atendemos son de mucho riesgos y los cuidados especiales, pero todo está bien organizado y el tiempo alcanza para atenderlas bien."

Enfatiza que en lo personal siente satisfacción cuando las enfermas logran la recuperación total, pues "provienen de la sala de Terapia Intensivas, llegan con un estado de salud muy delicado y verlas sanar es algo muy reconfortante".

De amenazas y estrategias...

La doctora Osmara insiste en el rol que deben desempeñar la familia y la propia embarazada durante ese bonito período de la vida de una mujer, "hay un aumento del embarazo en la adolescencia, una etapa en la que siempre los riesgos son mayores", alerta.

Es fácil advertir que las estrategias están bien definidas, lo sustentan los resultados y de lo que se trata es de continuar sumando a la población a una batalla que es de todos y reclama participación consciente y responsable.

Osmara remarca: "Muchas de esas enfermedades son prevenibles, y no se pueden descuidar porque, aunque la vida se salve suelen dejar secuelas temporales o permanentes, lo que constituye otra razón para estar vigilantes".

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar