Evalúan enfrentamiento a la sequía en Las Tunas
Evalúan enfrentamiento a la sequía en Las Tunas

Ulises Rosales del Toro, vicepresidente del Consejo de Ministros, conoció en Las Tunas de varias alternativas que se implementan en el territorio oriental para enfrentar la sequía y lograr la sostenibilidad en la producción de alimentos y la distribución de agua a la población.

El dirigente insistió en la necesidad de potenciar la capacitación de los campesinos en el manejo adecuado de las reses y la introducción de tecnologías agropecuarias que permitan adaptarse al cambio climático, toda vez que los estudios indican que la disminución de las precipitaciones no es un asunto coyuntural y puede agravarse.

Rosales del Toro visitó unidades productivas de los municipios de Majibacoa y Jesús Menéndez, acompañado por Ariel Santana Santiesteban, miembro del Comité Central del  y Primer Secretario del Partido en Las Tunas, y Lilian González Rodríguez, diputada al Parlamento y presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular.

El vicepresidente del Consejo de Ministros llegó aquí como parte de un recorrido que realiza por el país para diagnosticar las oportunidades y debilidades en la producción de alimentos y promover la introducción de los resultados de las investigaciones realizadas por el Comandante en Jefe Fidel Castro sobre la utilización de plantas proteicas para el alimento animal.

"En los últimos tres años en Cuba han muerto alrededor de 500 mil cabezas de ganado fundamentalmente por hambre durante la seca y de acuerdo con lo apreciado hasta ahora tiene que ver con indisciplinas en el manejo de los animales, pérdida de la raza pura y mala alimentación", señaló Rosales del Toro.

El también Héroe del Trabajo de la República de Cuba conoció de alternativas que se implementan en la provincia relacionadas con la siembra de moringa, morera y titonia, la utilización de fuentes renovables de energía para el bombeo, el programa de perforación de pozos profundos, la creación de polos productivos cerca de fuentes de agua y la introducción de clones y variedades de viandas y frutales más resistentes a la ausencia de lluvias.

Con mil 38 milímetros cúbicos como promedio al año, Las Tunas es la provincia más seca de Cuba y durante el actual período invernal las precipitaciones se comportan al 40 por ciento de la media histórica. Con los embalses a menos de un 40 por ciento de su capacidad de llenado más de 100 mil personas son afectadas por la sequía mientras que se aprecian caídas en los rendimientos de los cultivos y la producción de carne.

La rehabilitación de acueductos, la perforación de pozos, estudios hidrológicos para detectar nuevas fuentes y la próxima instalación de conductoras y plantas desalinizadoras se encuentran entre las alternativas que se implementan en el territorio para enfrentar esta tensa situación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar