Te vi, mi Comandante (+video)
Te vi, mi Comandante

Las Tunas.- Te vi, mi Comandante, nada de urna y flores; sino tú, erguido en traje verde olivo, con tu gloria a cuestas, señalando el camino. Nunca había estado tan cerca de ti. A mis 32 años tuvimos nuestra primera conversación frente a frente.

Te vi pasar y me hablaste de la ruta que cumplías por lo más noble de la Isla: sus sentimientos. De los "Te quiero", "Hasta siempre" y "Yo soy Fidel". Fue justo cuando alguien gritó: "Amor con amor se paga", y te conmoviste.

Te vi brotar y dialogamos sobre el momento más sagrado hasta tu llegada a esta tierra de cactus y gente noble. Era difícil escoger, pero un instante todavía cabalgaba en tu pecho de guerrillero: el reencuentro con el Che. La mañana los sorprendió pensando nuevos renaceres para la nación que los llama luz, pan, sendero.

Te vi aparecer y nos descubrimos emociones uno al otro, como si lo hubiéramos hecho en cientos de ocasiones antes. Qué cosa digo yo, si es eso precisamente lo que me ha unido a ti, las tantas veces que te he preguntado, y jamás ha faltado tu respuesta.

En nuestras confidencias te conté del niño que exigió a su abuela: "Llévame a verlo". Se quedó delante de mí más de cuatro horas en vigilia y casi fue el primero en decir: "¡Miren el helicóptero!", anunciando tu arribo.

También estuvo aquella ancianita de la acera contraria. Pensaba que en cualquier minuto se sentaría. Te revelé que anduve la mañana entera preocupada por ella, si tomó agua, si comió. No se sentó nunca, cargó una bandera en sus manos y de allí nadie la pudo mover.

Comandante, fui a tu encuentro en compañía de mi mamá. Para ella también resultó su primera vez. Nunca, como aquel 2 de Diciembre, la vi llorar tanto. Sin consuelo.

Ha pasado un año, ella aún te llora y yo, sigo con la esperanza de hallarte multiplicado.

___________________
Fuente: Periódico 26

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar