AMANCIO, Las Tunas.—Aunque en la pa­sada zafra la provincia de Las Tunas logró cumplir su plan, uno de los tres colosos activos del territorio se vio imposibilitado de aportar lo previsto para la contienda. Una serie de factores, relacionados fundamentalmente con dificultades técnicas, le impidieron al central Aman­­cio Ro­dríguez, concluir de forma satisfactoria el pe­riodo productivo y llegar así a las metas trazadas.

Sobre la base de los problemas, se acomete hoy un plan de reparaciones, presupuestado con 2,5 millones de pesos por parte de la propia unidad empresarial de base (UEB) y 1,6 por parte de la empresa provincial. Al mismo tiempo, se desarrollan acciones hombre a hombre para elevar la preparación y el compromiso de todo el colectivo. De este modo, se pretende que para el próximo 17 de diciembre, la industria se encuentre en óptimas condiciones para poner en marcha sus maquinarias.

MEDIDAS PARA FRANQUEAR LOS OBSTÁCULOS

Enoel Céspedes Sánchez, director del cen­tral azucarero Amancio Rodríguez, explicó que fueron diversas las problemáticas que conllevaron al incumplimiento del plan de producción de azúcar en la pasada zafra. El primero de estos escollos, estuvo dado por un atraso de 14 días en el inicio de la contienda, como resultado de un amplio volumen de trabajo en materia de reparaciones que no se concluyó en la fecha prevista. Señaló además, que durante todo el periodo productivo, existieron roturas constantes en el área de molinos y basculadores.

Cuando solo restan dos meses para el comienzo de la zafra, la realidad es distinta. El cronograma de ejecución muestra un avance del 51 % y de mantener ese ritmo, se debe terminar 30 días antes de la fecha señalada para la arrancada. Eso permitirá poder hacer los ejercicios correspondientes para probar todo el equipamiento y evaluar la calidad de las reparaciones, un objetivo que no se ha cumplido en los últimos años.

En estos momentos, es en el área de molinos donde se ejecutan los trabajos de mayor envergadura. Ahí se lleva a cabo una reparación
capital para evitar los fallos. A los trabajadores del Amancio Rodríguez, se unirán me­cánicos, técnicos y especialistas de otros cen­trales de la provincia, como apoyo para concluir la obra.

También se llevan a cabo importantes accio­nes en la parte de generación de vapor, donde ya está lista una caldera y la segunda debe probarse para mediados de octubre. Se ejecuta además, por parte de los compañeros de la Empresa de Servicios Técnicos In­dus­triales (ZETI), la reparación de los turbos de la planta eléctrica. De acuerdo con el ingeniero Ángel Quiñones Izaguirre, una de las mejoras esenciales en este sentido, es la automatización de las turbinas, para lo cual ya se trabaja en el montaje de los paneles para el completamiento del cuarto de control del sistema.

ELEMENTOS QUE NO DEBEN DESCUIDARSE

A la par de las reparaciones se consolida también en la UEB la preparación de la fuerza de trabajo. Este aspecto falló en la pasada contienda y eso provocó gran inestabilidad y fluctuaciones del personal. En plena zafra fue necesario hacer varios movimientos internos, lo que dificultó el control de la fuerza y la idoneidad de los trabajadores para desempeñar funciones específicas.

En respuesta a esa problemática, se desarrollan en el propio central cursos de capacitación con técnicos y especialistas del coloso. Se montaron tres aulas para el cumplimiento de ese objetivo, y se desarrollan contactos frecuentes de los administrativos con los dirigentes sindicales, para planear estrategias comunes cuyo resultado definitivo sea la eficiencia en el proceso productivo.

Otro aspecto vital es la garantía de las medidas de seguridad y protección, que van desde el logro de la inocuidad de los alimentos, hasta el completamiento de los medios necesarios para mantener la integridad física del trabajador.

Todos los aspectos señalados responden al objetivo común de producir 37 000 toneladas de azúcar en la próxima zafra, y contribuir así a los resultados de la provincia. Ahora todo depende del nivel de agilidad, organización y calidad con que se completen los procesos previos a la contienda y lo demás, podrá demostrarse a partir del 17 de diciembre.