El 2011 fue un año de constantes cambios y transformaciones para los cubanos, en el que se comenzaron a implementar los lineamientos económicos aprobados en el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba, con el objetivo de aplicar el nuevo modelo económico concebido y aprobado por nuestro pueblo que favorecerá el desarrollo del país.

En el municipio de Amancio, también se trabajó por lograr avances que elevaron la calidad de vida de los habitantes de esta localidad del sur de Las Tunas, así como el incremento en la producción de bienes materiales.

Mes por mes se analizó el cumplimiento de los diferentes indicadores económicos, entre los que se destacan la producción mercantil, la cual cerró el mes de noviembre al 106 por ciento, con probabilidades de mantener el mismo ritmo al  finalizar el 2011.

Durante todo el año existieron organismos como Mantenimiento Constructivo, los que por escasez de recursos no logró los resultados deseados, aunque culminó el período, con el cumplimiento de  sus planes.

Similares resultados lo tuvieron la Industria Alimentaria, la Empresa de Transporte,  Comercio y Gastronomía, quienes aplicaron estrategias de trabajo para revertir la difícil situación que tuvieron durante el recién finalizado calendario.

Para el 2012 los diferentes organismos del municipio de Amancio tienen entre sus principales retos incrementar las ventas y cumplir con otros indicadores como los portadores energéticos en los que se mostraron muy buenos resultados, logrando uno de los mayores acumulados en la provincia de Las Tunas.

También estuvieron las ventas de mercancías, los fondos exportables y las inversiones que culminaron la etapa con importantes aportes que permitieron que Las Tunas cumplieran de manera general su producción mercantil y sentaran las bases para que en el nuevo año, sea de logros y avances para todo nuestro pueblo trabajador, que marcha firme, camino a la victoria.