Annalié Concepción Díaz, es una muchacha delgada y alegre, que ha llenado cada momento de su existencia  con  esa vitalidad salida de los colores y sus disímiles tonalidades.

Y es que esta amanciera graduada en la Academia Alba, de Holguín,  nunca esperó que la suerte tocara a su puerta, por eso necesitó mucho empeño para llegar a las  metas que desde niña se propuso alcanzar.

Siempre imaginó ser una gran artista, escribir importantes obras literarias, actuando en grandes escenarios,  pintando cuadros famosos, creando esculturas en tamaños inimaginables que despertaran la admiración de todos. Pero el misterio de las artes plásticas la atrapó para siempre.

Hoy Annalié, se convirtió en la primera joven del municipio de Amancio en aprobar los exámenes de ingreso al Instituto Superior de Arte (ISA), en la especialidad de artes plásticas.

Sin reponerse de la sorpresa,  narra con sano orgullo: “Fue  un momento duro, estaba en juego todo por lo que había luchado desde siempre; no era nada fácil si se tiene en cuenta que más de 100 jóvenes aspiraban a obtener una de las 4 plazas que  fueron designadas para todo el país. Escogí el medio más propicio para el discurso que tenía en mente; por eso presenté un conjunto de instalaciones que tienen que ver en su temática principal con la historia de la fe, del ser humano y su encuentro con lo divino, todas de gran formato en la que se pueden encontrar elementos tan variados como luces, madera y  cristales.”

Desde pequeña, se apropió de la magia de los pinceles, como una especie de herencia y  quizás por eso también le interesó convertirse en diseñadora escenográfica; sin embargo,  expresa:  “Creo que no voy a poder realizar ese sueño. De hecho, al aprobar  las pruebas del ISA estaré cinco años estudiando artes plásticas.”

Con 18 años a cuestas y fascinada por la oportunidad que la vida le regaló,  Annalié Concepción Díaz se halla sumergida en un volcán creativo, porque su musa, la misma que le sonríe desde lo cotidiano,  decidió  convertir a  esta muchacha en una gran artista.