Con más de 90 años la tradición musical del municipio de Amancio, ha logrado mantenerse en el gusto estético de la población.

Los inicios llegaron con la costumbre de los habitantes de “La Faldiguera”, asentamiento situado al suroeste de la localidad, quienes durante los años 20 del pasado siglo, hicieron de la  décima improvisada un pasatiempo del que aún hoy, podemos disfrutar.

Una década después se introduce el primer órgano cilíndrico, el cual se adueño del corazón de los bailadores. Luego comienzan a llegar al municipio otros de mayor formato hasta alcanzar la cifra de 17, los que amenizaban en las verbenas y  fiestas en las colonias campesinas.

Al mismo tiempo llenan nuestras calles los trovadores entre ellos Sergio Salazar, quien guitarra en mano, no podía faltar en las serenatas y  reuniones familiares.

Con el triunfo de la Revolución comienzan a surgir las agrupaciones musicales, en su mayoría aficionadas, pero que contaban con una calidad interpretativa elevada, por ese entonces se hicieron muy popular los  Principes del son, juvenil 80, Sol y son,  Ases de juventud, Son del Caribe, entre otras.

Esta tierra amanciera ha dado importantes músicos de talla internacional como Haila Maria Mompié y  Eduardo (tiburón) Morales, quienes son herederos  de la musicalidad que llevamos dentro.

Muchos son los cultivadores de la música en el municipio más occidental de la provincia las tunas, seria interminable la lista de nombre que engalanaron con su voz y talento nuestros escenarios.