En la Galería "Carlos Enríquez", del municipio de Amancio, quedó inaugurada la exposición fotográfica "Memorias 2011", del artista alemán Hans-Ulrich Meyer.

 

La muestra es una crónica visual de cómo se desarrollan las Jornadas Cucalambeanas, que con carácter internacional se desarrollan cada año en la provincia de Las Tunas.

Hans-Ulrich es un fotógrafo alemán visitante asiduo de la capital tunera,  el cual ha manifestado: “Si me pierdo en Cuba, búsquenme en Las Tunas”.

“Él no le pone aderezos, no trabaja las imágenes en fotoshop; capta la realidad tal cual es. A nuestro juicio ahí radica su mayor mérito, porque nos muestra cómo son esas fiestas, el campesino en sus juegos tradicionales, el cerdo asado, los trovadores en su plena entrega, los bailes folclóricos tal y como se desarrollan a la usanza moderna”, así describe la crítica de arte tunera Bárbara Carmenate.

En sus instantáneas, Meyer refleja ambientes como los de las danzas campesinas cubanas, agrupaciones musicales y otros presentados en los guateques criollos, y aprehende los entornos plásticos y gestuales de los bailes típicos de la campiña cubana, junto a otros que caracterizan rostros e instrumentos de los intérpretes musicales.

Para el público, son fotos llenas de movimiento y colorido, que captan también la fiesta cubana en su sentido más puro y popular en escenarios cerca del río Cornito, donde vivió el poeta Juan Cristóbal Nápoles Fajardo "El Cucalambé", considerado la figura más excelsa de la poesía bucólica antillana.

Sobre la importancia que reviste educar a las nuevas generaciones para apreciar el arte y valorarlo, significó:  “Apreciar el arte es sin duda un afán de todos los tiempos, pero a raíz del triunfo revolucionario y con el establecimiento de la política cultural cubana, ese aspecto ha sido muy privilegiado y se le da todo el empuje necesario; tiempos más, tiempos menos. Sobre todo una línea trazada por los Consejos de Artes Plásticas en cada territorio”.

Carmenate afirma además que el movimiento de artes plásticas en nuestra provincia, está en un buen momento.

En una entrevista concedida a Maboas Digital, la experta aseveró: “Si tú no puedes apreciar el arte porque no se te enseña, no lo puedes disfrutar tampoco. Pero además tampoco pudieras desarrollar una potencialidad que pudieras tener. Hay quien nace con un don artístico, pero el aspecto de la apreciación debe ser inherente a todos seres humanos”.

Por ello, en Las Tunas, florece un movimiento de artistas de la plástica con un sello identitatrio muy bien definido. Y no sólo eso, la prestancia y cubanía de las fiestas folclóricas campesinas, cuyo punto culminante son las Jornadas Cucalambeanas, también atrapan a creadores de otros confines, como es el caso del fotógrafo alemán Hans-Ulrich Meyer.