El poblado costero de Guayabal, en el extremo sur de la oriental provincia de Las Tunas, vuelve a erigirse como epicentro del rescate de las tradiciones marinas con el inicio la víspera del evento sociocultural SolyArte 2012.

Los guayabaleros, acompañados del ritmo contagioso de la conga, desfilaron por la Avenida Tercera hasta la plaza cultural de esa comunidad costera, que hasta mañana domingo acogerá un sinnúmero de actividades con la participación de artistas aficionados y profesionales.

Las palabras inaugurales del convite estuvieron a cargo de Ricardo Cisneros, vicepresidente del Consejo de la Administración Municipal (CAM), quien llamó a los amancieros y visitantes a compartir la alegría del trabajo y el sacrificio en pos del mejoramiento de la calidad de vida del pueblo.

Asiento de importantes objetivos económicos y sociales, Guayabal entrega lo mejor de sus energías al desarrollo del país, demostrado en los avances de entidades clave como las Empresas Pesquera (EPIGRAN) y de  Servicios Portuarios (ASPORT), así como la Instalación de Campismo Popular.

Estos logros no hubieran sido posibles gracias a la labor cohesionada de las organizaciones políticas y de masas, factores comunitarios que constituyen el corazón de las transformaciones en esa zona, duramente castigada en el año 2008 por el huracán Paloma.

El alcance del proyecto llega también a la comunidad, protagonista principal del convite, que incluye entre sus atracciones el reconocimiento al CDR No. 3, ganador del concurso SolyArte en mi barrio.

El programa del Solyarte 2012 reserva interesantes opciones artísticas y recreativas, destacándose la actuación en predios guayabaleros del destacado músico cubano David Álvarez y su grupo Juego de Manos.