El club “Amor por la Vida”, es un espacio que agrupa a niños discapacitados y sus familias para insertarlos a la sociedad y elevarles  la calidad de vida.

En el marco de las actividades por el 50 aniversario de la Educación Especial”, sus miembros fueron acogidos y agasajados en la escuela Darío Guevara Cabrera, de este municipio de Amancio, para desarrollar una emotiva actividad, donde padres y niños disfrutaron de un bonito espectáculo, donde primó la música y la poesía.

María Cuervo Torres, principal inspiradora de este club, expresa que la hija tan maravillosa que tiene es su fuente de energía para continuar adelante con esta idea que brinda a los niños con limitaciones físicas y a las familia a su cuidado toda el cariño y la dedicación que merecen.

El grupo ha crecido de forma significativa y hoy ya tienen incorporados  a médicos,  enfermeras, trabajadores de comunales, de la agricultura, técnicos de rehabilitación e instructores de arte.

Todas estas personas ayudan y aportan mucho de sus ideas y trabajan para que la sonrisa de los hijos sea de motivación, de estimulo, de agradecimiento, de continuar luchando, por eso se encuentran imersos en convertir esta idea en un proyecto.

El progreso de los niños y la familia es notable pues sienten que tienen su espacio, se sienten estimulados, unidos al ver la importancia que se le brinda y por eso solo piden que muchas personas más se sumen, no solo aquellos que tienen problemas con sus niños, sino todo aquel que sienta amor, porque es lo único que piden y necesitan  para continuar hacia delante.