El frijol Caupí o Cabecita negra es una leguminosa herbácea  de climas cálidos, que tiene una considerable adaptación a altas temperaturas, tolerante a las sequías,  y mucho más resistente a las plagas que las demás variedades, aportando un 25 % de proteínas.

La Provincia de Las Tunas se incorpora a este tipo de cultivo, asumiendo el compromiso productivo de acopiar  en el presente año, 206 toneladas de este alimento.

En el municipio de Amancio fueron seleccionadas para la siembra de esta leguminosa, la Unidad Básica de Producción Cooperativa, (UBPC( Leonel Martí Corona y los 8  productores del movimiento de avanzada con 6 hectáreas plantadas hasta la fecha, aunque se trabaja para incrementar la superficie y formas productivas con condiciones para fomentar su cultivo.

Este grano es cosechado en el llamado ciclo corto y tiene además mayor aprovechamiento para el consumo humano, de ahí que la siembra de caupí no sea casual y se extienda hoy a todas las provincias del país, pues se trata de un producto mejorado genéticamente, por lo que no posee el sabor amargo que solía tener antes.

Muy pronto los Mercados Agropecuarios Estatales y Puntos de Ventas de la Agricultura Urbana en el más occidental de los municipios tuneros tendrían entre sus ofertas una nueva variedad de granos, el frijol caupí, con grandes propiedades nutritivas, que favorecen el programa alimentario de los amancieros.