Ante el envejecimiento de la población cubana, el Estado pone en práctica acciones que permitan mejorar la calidad de vida de las personas de la tercera edad.

En el municipio de Amancio, por ejemplo, funcionan instituciones cuyo objeto social es la atención de los adultos mayores. Se trata de dos Hogares de Ancianos, donde conviven personas que no tienen vínculos afectivos directos, así como una Casa de Abuelos, en la que no solo reciben medicamentos, alimentación, y recreación, sino también muchos cuidados y amor.

El Doctor Ariel Manso, Jefe del Programa de Adulto Mayor en esta localidad, destacó que está implementado un Equipo Multidisciplinario de Atención Gerontológico (EMAG, compuesto por psicólogos, trabajadores sociales, y podólogos, entre otras especialidades, para brindar un tratamiento integral a estos segmentos poblacionales.

Manso precisó que los ancianos centenarios también se incluyen en este programa; de forma trimestral se realiza un chequeo médico y la evaluación desde todas las aristas, ya sea sicológica o social,  para que asuman su condición rodeados del cariño que merecen.

Asimismo, existe la Cátedra del Adulto Mayor con varias subsedes  en las zonas urbanas y rurales, en las que sus miembros reciben cursos sobre Alimentación, Nutrición, Sexualidad, Medio Ambiente y  Manualidades, así como otros temas de interés, para ayudarlos a vivir su vejez de forma placentera.

No puede dejar de mencionarse que un día como hoy Primero de Octubre, Día del Adulto Mayor, los Círculos de Abuelos atendidos por los Consultorios del Médico de la Familia, junto a técnicos deportivos y profesores  de Educación Física, y en los cuales se potencia la práctica de ejercicios saludables.

Por su parte, la psicóloga Mailén Benítez Ríos, miembro del Equipo Multidisciplinario de Atención Gerontológica en Amancio destacó que también se trabaja con los ancianos solos para conocer sus necesidades más perentorias.

Benítez Ríos destacó la labor que se realiza desde la familia y la comunidad apoyando a los ancianos y ancianas para brindarles amor, cariño y comprensión, pues ellos en su momento nos aportaron amor y desvelos, y es hora de retribuírselos.