Como parte de las actividades para saludar el próximo 29 de septiembre el Día Mundial de las Personas Sordas, la filial de la Asociación Nacional de Sordos de Cuba (ANSOC), en Amancio, lleva a cabo la semana de sensibilización de ese segmento poblacional con trastornos auditivos.

De acuerdo con Ramona Diego, presidenta en funciones de la ANSOC en esta sureña localidad, las acciones se encaminan hacia la inserción social de los sordos a la vida útil, lograr el reconocimiento de sus derechos, y propiciar espacios de comunicación e intercambio libres de prejuicios y tabúes.

"Estamos trabajando para ofrecerles mayores opciones laborales y de estudio; promover su inserción en actividades deportivas y recreativas, además de facilitarles el acceso a los beneficios del sistema de seguridad social cubano, de acuerdo con las necesidades más apremiantes", precisó la directiva.

Otro aspecto importante es la extensión del lenguaje de señas en aras de una comunicación más efectiva, y derrumbar el mundo de silencio que atrapa a quienes pierden total o parcialmente sus facultades auditivas.

Los 109 integrantes de la Asociación Nacional de Sordos de Cuba en Amancio, agradecen infinitamente los desvelos del Estado para garantizar su felicidad y reafirman que también darán lo mejor de sí al perfeccionamiento de la sociedad socialista.