Los planes de estudio profundizan en la obra de José Martí. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada
Los planes de estudio profundizan en la obra de José Martí. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Del pensamiento del Héroe Nacional Cubano José Martí, se impregna la Educación que trasmite valores y principios a los pinos nuevos.  Ellos se nutren de su ideario para entender los fenómenos y procesos que ocurren a su alrededor y para ser mejores patriotas.

La predica de este hombre universal está presente en cada momento del proceso de enseñanza y aprendizaje, expresó Martha Cordero Rodríguez, maestra del quinto grado de la escuela primaria Enrique José Varona.

La figura del Hombre de la Edad de Oro, está presente en  matutinos, en las clases de Lengua Española e Historia de Cuba, en los Círculos de Interés, y en los concursos que se convocan, entre otras actividades que se planifican desde la cátedra martiana.

La visión cosmopolita y adelantada a su tiempo del más universal de los cubanos, llega con aires renovadores al nuevo modelo de la escuela cubana, pues desde las mismas transformaciones que inició la Revolución en el poder a partir de la campaña de alfabetización, ellas han estado encaminadas a llevar el ideario martiano y pedagógico de Martí, explica  Rogelio Poll Haití, profesor de preuniversitario.

Es por ello que a partir de una de sus sentencias de que Hombres recogerá quien siembra escuelas, la Revolución construyó en todos los puntos de la geografía cubana gran cantidad de escuelas urbanas y rurales.

En ellas se vincula la teoría y la práctica, pues las escuelas deben convertirse en talleres, porque es donde se prepara y educa al hombre para la vida.

En estos años Fidel materializó en la sociedad cubana esa educación  que quería Martí, que no es elitista, que es igualitaria,  y  que prepara al estudiante en todas las esferas de la vida para convertirlos en personas de bien.

A 123 años de la caída en combate del Apóstol de la independencia se pensamiento revolucionario y transformador se imbrica en el proceso educacional cubano y las escuelas son un digno homenaje a su pensamiento y obra.