Foto: Bárbara Borrás Aguilar

El perfeccionamiento educacional se aplica en el municipio de Amancio con la implementación de las nuevas formas de trabajo. Esa experiencia se llevó al Consejo Popular Cero Uno con excelentes resultados y se pretende en el curso escolar 2019-2020 extenderla al resto de las demarcaciones locales.

Daikel Ramos Pérez, subdirector de las educaciones Primaria, Secundaria y Preuniversitaria, dijo que   fue  bien aceptada por la familia.

Estas nuevas formas de trabajo permiten que la escuela se adapte a las características de la comunidad y del claustro, que los estudiantes tengan participación en cómo quieren que sea su escuela, y que cada proyecto educativo sea diferente del resto.

En este sentido juega un papel importante el censo técnico de los padres en función de la preparación de los alumnos y su orientación vocacional, puntualizó Ramos Pérez.

De lo que se trata es de llevar a la escuela todo lo bueno y lo mejor que existe en la comunidad y la familia.

Otro aspecto significativo es el trabajo en red, si falta un especialista en determinada área o escuela. Mediante esta forma de trabajo el docente puede prestar sus servicios donde se necesite, y las preparaciones metodológicas son más enriquecedoras.