Familia beneficiada por la asistencia social en Amancio. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Mucho se cuestiona a Cuba, cuando se habla de Derechos Humanos pero habría que ver para cuántos Gobiernos en el mundo las poblaciones más vulnerables son prioridad y se destina parte del presupuesto a su atención.

Un ejemplo fehaciente es que en esta Isla bloqueada hace 6 décadas, las personas con problemáticas económicas y sociales reciben ayudas ya sea en prestaciones monetarias, servicios, o en recursos materiales.

Daimara Estrada Trecus, Especialista Principal de Prevención dijo que sólo en Amancio se destinaron 35 Mil pesos, a la protección de estas familias que recibieron prestaciones monetarias temporales, servicios de transportación, de alimentos, y se les entregó avituallamiento, camas, colchones, entre otros recursos. 

Asimismo destacó que cuando se ofrece una ayuda beneficia a toda la familia.

Milagros y Oscar, son de las familias que en esta sureña localidad reciben ayuda y aunque tienen aún otras problemáticas que resolver, agradecen la ayuda que se les ofrece, que cubre sus necesidades más primordiales.

Dentro del presupuesto de esta sureña comarca, la Asistencia Social tiene asignados para este año  más de 2 Millones de pesos para solventar las  necesidades de los núcleos familiares con problemáticas sociales, un ejemplo palpable que en Cuba nadie queda desamparado, a pesar de todas las carencias y limitaciones que sufrimos por el cerco económico que se nos impone.