El doctor Ariel Guevara Bringas comparece en el programa radial Micrófono Abierto. Foto: Nelsy Rubén Larroche

Cuando la falta de conciencia e impunidad se vuelven hábitos dentro de la sociedad, una alerta no basta. Y es que ante el peligro que representa la covid – 19 se impone la aplicación de medidas más severas a quienes ponen en riesgo la vida de los ciudadanos.

Hablo del no cumplimiento de los decretos existentes que incluyen el uso de la mascarilla de manera permanente; el lavado constante de las manos, y el distanciamiento social. Todas dependen de la conciencia de los individuos, pero la realidad nos dice que no son suficientes.

El programa Micrófono Abierto de Radio Maboas dedicó su emisión sabatina a la situación higiénico epidemiológica que hoy vive el municipio de Amancio, al sur de la provincia de Las Tunas. El Doctor Ariel Guevara Bringas, jefe del Área de Salud en la localidad, insistió en el cuidado que desde casa debemos tener, sobre todo cuando se trata de la entrada de viajeros, dentro o fuera de la geografía nacional.

Desde los cuarenta y tres consultorios médicos de la familia velan en las comunidades amancieras por la seguridad de esos hogares, así como la vigilancia estricta para evitar la propagación del Sars Cov – 2.

En la más occidental de las comarcas tuneras se aprecia un alza de arbovirosis motivada, entre otras cuestiones, por el aumento de focos de mosquitos del género Aedes que en los últimos días aparecen localizados en basureros. A esto se le suma la inestabilidad en la recogida de desechos sólidos que continúa siendo una tarea pendiente.

En el espacio de opinión y debate donde la razón y la verdad cabalgan sobre la palabra, también se dieron a conocer  las acciones vigentes en el Policlínico con Servicios de Hospitalización “Luis Aldana Palomino”. Entre ellas quedan suspendidas las visitas a los pacientes ingresados, el Cuerpo de Guardia debe ser utilizado solo para las urgencias y emergencias médicas; así como acudir a dicha institución de salud solo en caso necesario.

Si queremos ganarle la batalla al nuevo coronavirus primero tenemos que ser capaces de ganarle la batalla a la conciencia personal de aquellos que, sin miedo al peligro, aún creen que la covid – 19 es cuestión de suerte.