Conmemoran en Amancio victoria revolucionaria del 5 de agosto de 1994. Foto: Edilberto Revolta Falls

El camino de la Revolución no ha sido fácil, muchos son los escollos que han tenido que superarse, pero estamos aquí porque la fe en el más nobles de los proyectos humanos es superior.

Conmemoran en Amancio victoria revolucionaria del 5 de agosto de 1994. Foto: Edilberto Revolta Falls
Hoy cuando desde el Norte revuelto y brutal se acrecienta el odio contra la Isla del amor, no olvidamos que hace 27 años atrás, el 5 de agosto de 1994, cuando Cuba atravesaba un período especial cruento provocado por las acciones del gobierno de la Casa Blanca, que sólo intenta asfixiarnos, también salimos a defender la obra común.

Aquel día Fidel con su chaleco moral salió a las calles, las recorrió y se encontró con su pueblo que lo abrazó y lo siguió a defender su tranquilidad, su soberanía.

Hoy cuando desde el Norte se tejen acciones sustentadas en el odio y el dinero, y que bajo la excusa de ayudar a Cuba que atraviesa una situación epidemiológica compleja arreciadas por la escasez de productos de primera necesidad, piden una intervención humanitaria, como si no supiéramos el lobo con piel de oveja que se esconde bajo esa intención.

Por eso no olvidamos, no nos dejamos confundir y salimos a defender cada día bajo la guía certera de Fidel, el acompañamiento de Raúl y del Presidente cubano Miguel Diaz-Canel Bermúdez el amor, la amistad, la solidaridad, la tranquilidad y el futuro de la Patria.

Conmemoran en Amancio victoria revolucionaria del 5 de agosto de 1994. Foto: Edilberto Revolta Falls