Belsy Atucha Tejada. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Ella es Belsy Atucha Tejada, una joven profesora de secundaria básica que cambia por estos días el oficio de educar en una secundaria básica, por otro tan importante e indispensable como es el de auxiliar de limpieza en la zona roja de un centro de aislamiento para combatir la Covid-19.

Tras la mascarilla donde se esconde su rostro dulce, solo resaltan los ojos que pueden decir más que las palabras, porque ellos muestran toda la emoción y el sentimiento de las circunstancias que la envuelven.

Belsy Atucha Tejada. Foto: Niria Isabel Cardoso EstradaConfiesa que cambió el pizarrón por los útiles de limpieza para servir donde sabe que es más útil, cambio la seguridad del hogar para apoyar el combate contra un enemigo minúsculo y sin rostro que se empeña en robar la tranquilidad y esparcir dolor en las familias.

Las jornadas son agotadoras, la pesada ropa hace sudar a mares, las manos suaves acostumbradas al trabajo fácil se llenan se ampollas, pero nada la hace renunciar y se empeña en dejar todo pulcro para no dar tregua a un virus con corona que se cree rey, y amenaza a cada instante.

Quien la ve hoy desandar los pasillos de la escuela especial Darío Guevara Cabrera, convertida en una unidad de salud para asistir a pacientes de mediana compeljidad que padecen Covid, no diría que alguna vez no se acostumbró a los rigores de la beca, y regresó a su espacio confortable y seguro el hogar.

Pero como a todos la pandemia nos ha hecho cambiar y crecer, no dudó en aportar 15 o los días que hagan falta como auxiliar de limpieza, y confiesa que aunque siente miedo a lo desconocido no impide que se mantenga allí porque Cuba atraviesa un momento bien difícil y necesita todas las manos que se sumen para ayudar porque es lo que hace falta ahora

Belsy tiene compañeros que no la dejan sola, comparten el trabajo pesado para hacerle la estancia más llevadera, desde casa la madre orgullosa la alienta, ese apoyo la hace estar feliz y agradecida de poder ayudar, porque sabe que lo que hace hoy por el bien de otros la convierte en mejor persona.